Público
Público

El ministro francés denuncia una "lapidación mediática" por el caso Bettencourt

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro francés de Trabajo, Eric Woerth, denunció ser víctima de "una especie de lapidación mediática" por parte de quienes le implican en el escándalo protagonizado por la rica heredera de L'Oréal, Liliane Bettencourt.

"Soy un daño colateral de las escuchas" hechas por el mayordomo de la multimillonaria, afirma el ministro en declaraciones que hoy publica el diario "Le Parisien".

Según Woerth, se ha emprendido una especie de cacería en la que "yo hago el papel de ciervo".

Desde hace dos o tres meses "sufro una especie de lapidación mediática bastante impresionante", añade el ministro, antes de precisar que hacía mucho tiempo que no veía campañas "tan violentas" como la que le está afectando ahora.

No obstante, asegura que está "en forma olímpica" tras el parón vacacional y que seguirá adelante con su trabajo, centrado prácticamente en la polémica reforma de las pensiones que comenzará a debatirse la semana próxima en la Asamblea Nacional.

Woerth está convencido de que se caerán por su propio pie las alegaciones de quienes le reprochan haber dato trato de favor a nivel fiscal a la anciana heredera de L'Oréal cuando él era ministro de Presupuesto y de haber intervenido para que el gabinete que gestiona la fortuna de Bettencourt contratara a su esposa.

Las declaraciones del ministro salen a la luz el día después de que el fiscal general del Tribunal Supremo francés, Jean-Louis Nadal, abriera un procedimiento judicial en su contra en relación con este escándalo.

El periódico "Le Journal du Dimanche" revelaba este domingo que el fiscal general pidió el pasado día 17 informaciones que conciernen a Woerth y que podrían obligarle a sentarse en el banquillo del Tribunal de Justicia de la República, órgano encargado de juzgar a los aforados.

Nadal solicitó por una parte al fiscal Philippe Courroye, encargado de la instrucción judicial de una parte del escándalo Bettencourt, que le transmita todos los elementos susceptibles de mostrar un posible delito de favoritismo cometido por el ministro cuando estaba al frente del departamento del Presupuesto.

En segundo lugar, escribió una carta al actual ministro del Presupuesto, François Baroin, para reclamarle una copia del informe que elaboró su administración -en concreto la Inspección General de Finanzas- en el que exculpaba a Woerth de haber intervenido en favor de Bettencourt, acusada de evasión fiscal.