Público
Público

El ministro francés promete a los agricultores millones de euros en ayudas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro francés de Agricultura, Bruno Le Maire, prometió hoy "varios millones de euros en ayudas" a los agricultores franceses, que culpan a sus vecinos del sur españoles de la crisis de precios que atraviesan.

El presidente de la Federación Nacional de Productores de Frutas (FNPF), Bruno Dupont, explicó hoy a Efe que el ministro ha pedido que le precisen sus necesidades antes de poder anunciar la cuantía exacta de esa ayuda y de presentar el próximo 7 de septiembre su plan para salir de la crisis.

Le Maire se había desplazado hoy al departamento de Pirineos Orientales, en la frontera franco-española, para encontrarse con productores locales, a quienes les aseguró que se elevarán las sanciones a quienes no respeten el calibre de la fruta o el precio de referencia.

Junto a esa medida "inmediata", el titular de Agricultura anunció otras "estructurales" que debatirá con los representantes del sector y que serán presentadas el próximo 7 de septiembre, con puntos también en el ámbito comunitario.

Para Dupont, estas decisiones van "en continuidad" con lo planteado en la reunión que representantes del sector mantuvieron el pasado 12 de agosto con miembros del ministerio, y aunque saludó que se comience a actuar, se mostró "escéptico" sobre la posibilidad de cumplir todos los objetivos.

"En el actual marco presupuestario, en que en todos los ámbitos se están planteando restricciones, va a ser complicado", señaló a Efe, reiterando la necesidad de que las soluciones se vislumbren no solo a nivel francés, sino también europeo.

"Para nosotros es una prioridad que haya una regulación de la normativa para que se puedan armonizar los intercambios y que haya mayor comunicación con España, Italia, Grecia y otros países con los que la competencia es complicada o puede serlo, para anticipar eventuales crisis", explicó.

Una de las medidas propuestas por Le Maire había sido precisamente la de establecer un dispositivo para tratar de reducir el coste de la mano de obra en Francia y hacerlo "competitivo con relación al de los españoles o los italianos".

Con ella se pretende calmar los ánimos de un sector que en las últimas semanas ha multiplicado sus acciones en la frontera contra camiones cargados de fruta española, a los que acusan del hundimiento de los precios de algunos productos.