Público
Público

El ministro griego de Finanzas dice que el nuevo recorte no será boicoteado por la oposición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, aseguró hoy que los dos partidos de la oposición conservadora griega están dispuestos a no boicotear la aprobación este mes del nuevo conjunto de medidas de ahorro para evitar la quiebra del país, aunque no votarán a favor en el Parlamento.

"Tenemos un alto nivel de consenso en nuestro país", declaró Vanizelos en el Parlamento griego, al intervenir en el debate previo a la votación de la moción de confianza que espera obtener el nuevo Ejecutivo del primer ministro, Yorgos Papandréu, tras su reciente remodelación del gabinete.

El flamante titular de Finanzas precisó que ha mantenido conversaciones telefónicas con Antonis Samarás, el líder del mayor partido de la oposición, la conservadora Nueva Democracia, y con el jefe de la agrupación ultraderechista LAOS, Yorgos Karatzaferis.

Tras esos contactos, dijo, "coincidimos al menos en que yo vaya el 3 de julio al Eurogrupo con el paquete de medidas a medio plazo ya aprobado por el Parlamento, y la ley marco, bajo la lógica de que debemos recibir el quinto tramo del rescate".

Los socios europeos se volverán a reunir en esa fecha y dejaron claro ayer en Luxemburgo que Grecia no recibirá los 12.000 millones de euros del rescate del grupo del euro y del Fondo Monetario Internacional (FMI) este julio si el Parlamento no aprueba el conjunto de las nuevas reformas, recortes, e impuestos por valor de 78.000 millones de euros para los próximos cinco años.

"Tenemos que votar a favor de las dos leyes. No podemos ponerlo en peligro", dijo Venizlos, dirigiéndose al grupo parlamentario del gobernante partido socialista PASOK, que cuenta con 155 escaños parlamentarios, cuatro más de la mayoría necesaria para aprobar la ley, pese a algunas objeciones en sus filas.

El ministro reconoció que con las medidas ya aplicadas en los últimos 19 meses por el gobierno de Papandréu para reducir el déficit fiscal de Grecia, el mayor de la zona del euro, "hay un problema de equilibrio moral de las medidas", pero prometió justicia social con el lema "estabilización, mejorar y salir de la crisis".

"En esa primera fase hay injusticia y es nuestro deber repararlo y es nuestra prioridad imponer un nuevo sistema de impuestos que pondrá fin a la injusticia estructural, para que paguen los que deben de pagar", declaro.

Dirigiéndose a la oposición, dijo: "todos estamos aquí de acuerdo sobre la necesidad de cambios en la sociedad y el sistema administrativo. Y estamos en desacuerdo sobre cómo llegar a ello".

Luego, insistió en la urgencia de lograr una deuda pública sostenible y de reducir el Estado mediante privatizaciones.

También dio importancia al aprovechamiento de los activos públicos "para que nos den -dijo- un nuevo rescate", y explicó que se creara un fondo, vigilado por la zona del euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI).