Público
Público

Los ministros intentan acordar normas mínimas para la negociación bilateral de visados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea intenta acordar hoy unas normas mínimas para que los países comunitarios que lo deseen puedan negociar con Estados Unidos acuerdos bilaterales sobre visados, lo que supone aceptar en la practica la ruptura de la unidad de acción europea.

Tras la firma el martes de un primer documento entre EEUU y la República Checa, los ministros de Interior y Justicia de la UE buscan fijar unos puntos básicos para garantizar que las concesiones que puedan hacerse a Washington no violan las normas comunitarias.

"Intentamos conseguir un enfoque común en la Unión Europea", señaló al llegar al Consejo el ministro esloveno del Interior, Dragutin Mate, en nombre de la presidencia de turno comunitaria.

El objetivo es fijar unas normas mínimas o "líneas rojas" que no puedan traspasarse, de forma que quede claro "dónde está la responsabilidad comunitaria y dónde hay posibilidades de negociación nacional", añadió Mate.

Este debate sigue a la firma de un memorando de entendimiento entre la República Checa y EEUU sobre colaboración policial que permitirá en un futuro próximo que los ciudadanos checos puedan entrar en suelo estadounidense sin visados.

La UE siempre ha mantenido que es mejor negociar con el gigante estadounidense de forma conjunta, a fin de tener más posibilidad de maniobra que de forma individual.

El ministro esloveno recalcó que "sería mejor" que la UE negociara conjuntamente con EEUU, pero reconoció que "será difícil" conseguirlo después de que un país comunitario ya ha firmado un documento por su cuenta con Washington.

El comisario europeo de Justicia, Seguridad y Libertades, Franco Frattini, reconoció al llegar a la reunión que Estonia "también querría negociar un acuerdo similar, y posiblemente Lituania".

El acuerdo que desarrolla los puntos concretos del memorando firmado por Washington y Praga tiene que ser negociado a partir de ahora, por lo que la UE quiere estar segura de que EEUU no intenta obligar a alguno de los países con los que ya está negociando a aceptar algún punto que pueda quebrar las normas comunitarias.

En este sentido, Frattini insistió que el acuerdo que defina los detalles concretos del memorando checo-estadounidense es "aún más importante" que la firma del primer documento.

EEUU lanzó este mes una ofensiva diplomática para lograr medidas de seguridad más estrictas en los viajes por avión a su territorio a cambio de no exigir visados a los ciudadanos de doce países de la Unión a los que todavía se les exige ese documento.