Público
Público

Los ministros intentan desbloquear la negociación sobre el clima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de medio ambiente intentaban superar el domingo las diferencias entre países ricos y emergentes en Copenhague, donde quedan días para que se cumpla el plazo para llegar a un pacto mundial para afrontar el cambio climático.

Yvo de Boer, responsable de la Secretaría del Cambio Climático de la ONU, subrayando las disputas entre los principales emisores de gases de efecto invernadero -China y Estados Unidos-, dijo que esperaba que todos los países pretendieran elevar su oferta en las conversaciones.

"China está pidiendo a Estados Unidos que haga más. Estados Unidos está pidiendo a China que haga más. Espero que en los próximos días todo el mundo pida a todo el mundo que haga más", indicó.

Los ministros mantenían conversaciones informales durante la jornada de descanso de la reunión que entre el 7 y el 18 de diciembre reúne a 190 países y que culminará en una cumbre de líderes mundiales el jueves y viernes.

"Aún hay muchos desafíos. Hay todavía muchos problemas no resueltos", dijo la ministra danesa Connie Hedegaard a periodistas. "Pero dado que empiezan a llegar los ministros, hay también voluntad política", añadió.

En las conversaciones entre representantes de países ricos y pobres se ha planteado quién es el responsable del recorte de emisiones, lo profundas que deberían ser y quién debería poner dinero para pagarlas.

Países como China e India dicen que el mundo industrializado debe hacer reducciones más profundas en la emisión de gases de efecto invernadero y proporcionar a los pobres más dinero para financiar el cambio hacia un crecimiento más limpio y adaptarse a un mundo más cálido.

"Ciertamente, es posible un acuerdo. Si todos nosotros confiamos los unos en los otros y si tenemos la valentía y convicción, podemos aún llegar a un acuerdo justo y equitativo en Copenhague", dijo el ministro indio de Medio Ambiente, Jairam Ramesh, al dirigirse a las sesiones del domingo.

Los países más ricos dicen que las emisiones de dióxido de carbono del mundo emergente están creciendo tan rápido que tienen que comprometerse a realizar recortes para impedir niveles peligrosos de calentamiento.

China ha dicho que quiere cerrar un acuerdo firme antes de que el presidente Wen Jiabao se sume a los líderes mundiales presentes en la cumbre.

"Por lo que yo entiendo, los líderes vienen a celebrar el buen resultado de las conversaciones", dijo el enviado chino Su Wei el sábado.

LIBERACIÓN DE LOS MANIFESTANTES

El domingo, el Premio Nobel sudafricano Desmond Tutu entregó a De Boer decenas de miles de firmas de todo el mundo pidiendo acciones contra el cambio climático.

También iba a celebrarse un servicio religioso en la catedral de Copenhague, con un sermón del arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, y en presencia de la familia real danesa. Al servicio le seguirá el sonido de campanas en defensa del clima en iglesias de todo el mundo.

La policía ha puesto en libertad a los casi 1.000 manifestantes detenidos ayer. Sólo 13 de ellos permanecen arrestados, dijo un portavoz policial.

La marcha de decenas de miles de personas fue mayoritariamente pacífica, pero la violencia surgió cuando algunos manifestantes rompieron ventanas e incendiaron coches.

Algunos de los detenidos dijeron que fueron retenidos de forma injusta y maltratados por la policía.

"Nos arrestaron sin motivo. Eramos todos pacíficos", dijo Hana Nelson, de 24 años y estudiante de Halifax (Canada), que fue puesta en libertad sin cargos.