Público
Público

Los ministros de Finanzas analizan los test de estrés de las cajas

El Ecofin analizará la manera de actuar con aquellas que no aprueben las pruebas. Los resultados se publican el viernes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de la infructuosa reunión ayer para pactar el modo de financiación definitivo de la deuda griega, los ministros de Finanzas de la Unión Europea se vuelven a ver las caras este martes para ver el modo de recapitalizar a las cajas que suspendan las pruebas de resistencia, cuyos resultados serán publicados el próximo viernes.

Según un documento preparado por altos cargos financieros de la UE, algunos países no cuentan con legislación o liquidez suficiente para inyectar capital a los bancos que suspendan. Las pruebas de resistencia se realizan en más de 91 entidades europeas, que representan el 65 % de los activos financieros de la región.

Y en este análisis, al igual que el año pasado, España vuelve a ser el país europeo que más instituciones aporta, 25 en total: 7 bancos tradiconales, 10 fusiones o alianzas de cajas y 8 cajas independientes.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, admitió ayer en Bruselas que alguna entidad bancaria española podría suspender las pruebas, debido al cambio en los criterios de evaluación respecto al año pasado.

Mientras, las bolsas europeas abrieron hoy con pérdidas y se desplomaban, en una en una jornada que está marcada por los ataques que sufre la deuda soberana europea, entre ellas la española, cuya prima de riesgo supera los 370 puntos básicos.

En marzo pasado el Consejo Europeo instó a los Estados miembros a preparar estrategias para reestructurar las instituciones vulnerables, incluyendo aportaciones del propio sector privado, como la financiación directa del mercado o venta de activos, y ayudas estatales acorde a las normas de la UE.

Los líderes de la UE reiteraron además en el Consejo de finales de junio que esas medidas deben ser adoptadas con rapidez, una vez que se publiquen los resultados, para evitar nuevas turbulencias en los mercados.