Público
Público

Los ministros de Francia y Reino Unido llegan a la RD del Congo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Asuntos Exteriores de Francia y Reino Unido llegaron el sábado a la República Democrática del Congo en una misión de la Unión Europea por intentar lograr la paz en el este del país y ayudar a decenas de miles de civiles que huyen del conflicto.

El ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, y su colega británico, David Miliband, se reunirán con el presidente congoleño, Joseph Kabila, en Kinshasa y viajarán a Goma, situada en el este del país y amenazada por la insurgencia tutsi.

Los ataques de combatientes leales al líder rebelde Laurent Nkunda y los posteriores saqueos y matanzas por parte de los soldados del Ejército congoleño han llevado a miles de familias a abandonar sus hogares en la provincia de Kivu del Norte, fronteriza con Ruanda.

Ante el temor a más episodios de violencia, los civiles desplazados están buscando refugio y agua, en una situación calificada por los cooperantes como catastrófica.

Hace tres días, Nkunda declaró el alto el fuego después de que sus hombres combatieran a las puertas de Goma, obligando a retroceder al Ejército de la República Democrática del Congo y a las fuerzas de paz de la ONU. Responsables de Naciones Unidas consideran que la tregua es frágil.

Kouchner, cuyo país preside este semestre la UE, y Miliband verán la posibilidad de establecer un puente aéreo de ayuda humanitaria desde la Unión Europea hacia Kivu del Norte, que podría ser protegido por las tropas de la UE en el terreno.

Los dos ministros intentarán viajar desde la República Democrática del Congo a la vecina Ruanda para reunirse con el presidente Paul Kagame.

Kinshasa y Kigali se acusan mutuamente de apoyar a grupos rebeldes relacionados con la violencia en el este de la República Democrática del Congo.

PRESION INTERNACIONAL

En las negociaciones en Kinshasa y Kigali, el comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, logró el viernes un acuerdo con Kabila y Kagame para celebrar una cumbre en la que se aborde el conflicto.

Naciones Unidas, la Unión Europea y Estados Unidos han presionado a ambos para que alcancen un acuerdo de paz duradero que ponga fin a cualquier respaldo a los grupos insurgentes y termine con la violencia en la región.

Aproximadamente un millón de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en Kivu del Norte debido a dos años de violencia que han persistido pese al fin de una guerra de 1998 al 2003 en la ex colonia belga, que tiene ricos yacimientos de cobre, cobalto, oro y diamantes.

La fuerza de paz más grande de las Naciones Unidas, con 17.000 hombres, está desplegada en la República Democrática del Congo.