Público
Público

Ministros de la OPEP adelantan que el cartel mantendrá su producción de crudo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Arabia Saudí, el país más poderoso de la OPEP, y otros miembros del grupo adelantaron hoy que el cartel mantendrá sin cambios su cuota de producción en su reunión del sábado, pese a la reciente subida del precio del crudo.

La mayoría de los ministros llegó hoy a la capital ecuatoriana y algunos de ellos confirmaron las expectativas de los mercados de que en la reunión extraordinaria de Quito continuará la política actual de bombeo, establecida en 2008.

El hombre más esperado hoy en el céntrico hotel donde tendrá lugar la reunión y donde se alojan las delegaciones era el ministro de Petróleo y Recursos Minerales de Arabia Saudí, Ali al-Naimi, quien no se manifestó perturbado por la escalada del precio del crudo de referencia en Estados Unidos hasta los 90 dólares esta semana.

"Ustedes se preocupan demasiado del precio. Sube y baja, eso no es novedad. Los factores fundamentales son buenos. La demanda sube y el suministro también", afirmó el ministro a la prensa a su llegada al hotel.

Arabia Saudí es el miembro más poderoso del cartel, al ser el mayor exportador de crudo del mundo.

Previamente, otros países se habían manifestado en el mismo sentido que al-Naimi. El ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Mohamed bin Dhaen Al Hamli, dijo que el precio actual "es bueno para la inversión".

Y el ministro angoleño de Petróleo, José María Botelho de Vasconcelos, afirmó que la situación del mercado petrolero "es estable" y dijo no creer que la OPEP vaya a modificar sus volúmenes de producción durante la cita del sábado.

La cotización del crudo de Texas, el de referencia en Estados Unidos, bajó hoy hasta los 87,79 dólares por barril (159 litros), después de haber alcanzado los 90 dólares el pasado martes, por primera vez desde 2008, antes de la crisis financiera.

Tanto la OPEP como la Agencia Internacional de la Energía (AIE) elevaron hoy sus previsiones de consumo mundial de crudo este año debido al afianzamiento de la recuperación mundial y a la ola de frío en el hemisferio norte.

En 2011 el planeta también usará más petróleo que lo anticipado anteriormente, aunque el ritmo de crecimiento en el consumo se ralentizará con respecto a este año, según dijeron ambas entidades en informes divulgados en Viena y París, respectivamente.

En su documento, la AIE indicó que "declaraciones antes de la reunión de los ministros de la OPEP sugieren que el grupo planea un acuerdo rápido para mantener las metas de producción actuales, pese a la subida inesperada de la demanda mundial de petróleo en la segunda mitad del 2010 y los incrementos drásticos del precio desde la última vez que se reunieron".

El principal interés de la OPEP es mantener los precios estables, pues una subida excesiva podría ahogar la recuperación económica mundial y estimularía el desarrollo de energías alternativas al petróleo, mientras que una caída del valor del barril abriría grandes agujeros en los presupuestos de los países miembros.

"Creo que la OPEP ha buscado mantener esa racionalidad, que la cosa se mantenga en equilibrio", en rangos razonables para el mercado petrolero, dijo el presidente de la Asociación de la Industria Hidrocarburífera de Ecuador (AIHE), José Ziritt.

Algunos analistas prevén que el precio del crudo romperá la barrera de los 100 dólares el próximo año, lo que podría motivar a la OPEP a bombear más de sus pozos.

Según Ziritt, "se está previendo un incremento para el año que viene, pero es poco, porque se habla de unos 800.000 barriles más".

La reunión de los ministros comenzará el sábado a las 09.00 hora local (14.00 GMT), una hora antes de lo anunciado inicialmente, para que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, pueda inaugurar el encuentro y posteriormente realizar en directo su programa televisivo de todos los sábados, según confirmó a Efe una fuente gubernamental.

Durante la reunión Ecuador cederá la presidencia de turno a Irán, el segundo mayor productor de crudo de la OPEP, que asumirá ese cargo por primera vez en tres décadas.