Público
Público

Los ministros de la UE analizarán los cambios en las misiones militares europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Defensa de la UE comienzan hoy una reunión informal de dos días en Palma en la que evaluarán las operaciones militares europeas y la creación de una misión de formación de fuerzas de seguridad somalíes.

Según fuentes diplomáticas, los ministros estudiarán en su primera sesión de trabajo, la transformación de la misión "Altea" que la Unión Europea mantiene en Bosnia, y que algunos de los socios de la UE quieren transformar en otra más reducida de "acompañamiento militar".

La transformación de esa misión debe ir aparejada con la decisión de cerrar la Oficina que tiene en esa república ex yugoslava el Alto Representante Internacional, punto en el que no hay el necesario consenso entre los socios europeos.

Algunos países, según las fuentes, consideran que pese a que ya no hay un riesgo militar en Bosnia, todavía no llegó el momento de clausurar la mencionada Oficina.

España, que ejerce este semestre la Presidencia de la UE, está entre los partidarios de cerrarla y reducir la misión, agregaron las mismas fuentes.

El otro gran tema que será tratado mañana es la operación "Atalanta" contra la piratería en aguas próximas a Somalia.

Los ministros debatirán ampliar el número de países con los que existen acuerdos para juzgar a los piratas apresados, que se sumen a los ya existentes con Kenia y las islas Seychelles, y entre los que estaría Tanzania.

También estudiarán los planes para la formación de fuerzas de seguridad somalíes en otros países, como Uganda, señalaron las fuentes.

Con esta misión de formación, que España está dispuesta a asumir, se pretende "construir unas estructuras de seguridad" en Somalia, en cooperación con la Unión Africana.

La elección de Uganda para llevar a cabo esos cursos de formación de somalíes se debe a que en este país existen ya campos de entrenamiento utilizados anteriormente.

Los planes son poner en marcha la misión de formación a principios del mes de mayo, por lo que en los meses que faltan la UE debería proceder al reclutamiento y selección del personal necesario para ello.

Los ministros abordarán las capacidades militares de la Unión Europea durante la segunda jornada de la reunión informal, el jueves.

En este capítulo habrá una exposición por parte del responsable de la Agencia de Defensa de la UE, Alexander Weis.

La ministra española de Defensa, Carme Chacón, anfitriona de la reunión, adelantó ayer en una entrevista publicada en la página de la Presidencia española, que en la reunión se impulsará "una Europa más fuerte, más segura, y caminar hacia unas Fuerzas Armadas europeas".

Según la responsable española, la crisis de Haití tras el terremoto muestra que Europa debe tener mecanismos de reacción más capaces y más rápidos frente a crisis humanitarias.

Por eso, en Mallorca se propondrá que las Agrupaciones Tácticas de Combate -los llamados 'battle groups'- puedan trabajar como "una fuerza de reacción compacta, fuerte y rápida.

La reunión de Palma de Mallorca tendrá un apartado con los ministros de los países del Magreb: Marruecos, Mauritania, Túnez, Argelia y Libia.

Según las fuentes diplomáticas, el jueves, está prevista la presencia del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y de los responsables de Defensa de Noruega, Islandia, Turquía, y los países candidatos a la adhesión.

Otras fuentes consideran que la reunión podría ofrecer también alguna novedad sobre la negociación entre el fabricante aeronáutico europeo EADS y los siete países implicados en la fabricación del avión de transporte militar A400M, que deben aportar los fondos adicionales necesarios para sacar adelante el proyecto.

El pasado 19 de febrero, un portavoz del ministerio alemán de Defensa informó de que los gobiernos de los siete países europeos implicados en el programa han rechazado ir más allá de la oferta planteada al grupo aeronáutico.

Alemania, Francia, España, Reino Unido, Turquía, Bélgica y Luxemburgo han presentado su última oferta, según la misma fuente.

Hace unos días, los gobiernos en cuestión habían comunicado su disposición a poner 1.500 millones de euros más para financiar el sobrecoste del proyecto.