Publicado: 04.12.2014 20:28 |Actualizado: 04.12.2014 20:28

Podemos: "Una minoría privilegiada reacciona con furia ante la posibilidad del cambio"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, ha asegurado este jueves que la Universidad de Málaga (UMA) sólo le reprocha un "error administrativo" y que el expediente disciplinario abierto por esta institución refleja que "no hay ningún problema" con su contrato como investigador ya que, según él, "se ha acreditado que está al día".

En declaraciones a los medios, Errejón ha respondido de esta forma después de que se conociera este jueves por la mañana que la UMA le había suspendido cautelarmente de empleo y sueldo tras abirle un expediente disciplinario --al igual que a su tutor, el profesor Alberto Moreno-- para investigar el desarrollo de ambos en un trabajo financiado por el centro universitario.  "Al final de todo el recorrido", ha defendido Errejón en alusión a este expediente disciplinario, "la universidad ha dicho que no hay ningún problema y que lo que falta es un papel".  

"En el país de Rato, Bankia y Bárcenas, resulta que faltaba un papel donde se comunicara que iba a prestar otros servicios", ha añadido el dirigente de Podemos, que ha precisado que el error fue no dejar constancia por escrito de que habría parte de su investigación que no la desarrollaría de forma presencial.  Errejón ha dicho que respeta la investigación que realice la UMA y ha criticado las "presiones" y los "ataques personales" que sufre Podemos. "Pero el problema de la casta no se llama Podemos, se llama falta de confianza de la ciudadanía", ha advertido.

 Campaña de difamación

En un comunicado remitido a la prensa, la formación atribuye los ataques a Podemos a una "campaña de difamación de las caras más visibles de Podemos, como la que se desplegó contra la iniciativa en los meses precedentes en las que se acusaba de financiación ilegal o de relaciones con organizaciones terroristas"."Para encontrar los motivos detrás de esta campaña no hay que irse muy lejos, basta con mirar las encuestas publicadas en las últimas semanas", asegura la formación, que denuncia que "una minoría privilegiada ha acumulado demasiado poder durante demasiado tiempo y ahora, ante la posibilidad del cambio, reacciona con furia".

La formación señala que a pesar de las críticas y la campaña de difamación seguirán "trabajando para recuperar la democracia y poner las instituciones al servicio de la gente". "No nos hacemos ilusiones: sabemos que el camino será duro y no faltarán las infamias. Pero a la gente decente de este país no le queda más alternativa: la gran coalición de los de siempre o el cambio ciudadano que ya es posible. El sábado 31 de enero de 2015 muchos ciudadanos dirán en las calles de Madrid, con una sonrisa, que ha llegado la hora de la gente", concluye el comunicado.