Público
Público

Las minorías de la UE afrontan una discriminación "escandalosa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Inmigrantes y minorías de la Unión Europea se enfrentan a niveles "escandalosos" de discriminación y la mayoría no cuentan los incidentes en los que se ven involucrados a las autoridades, dijo el miércoles un informe del principal organismo de derechos humanos del bloque.

El sondeo, que se realizó entre 23.000 personas de todos los países de la UE, mostró que las minorías sufrían discriminación habitualmente en todos los aspectos de su vida diaria, desde su puesto de trabajo a las clases o salas de espera de un hospital.

Los gitanos eran el grupo más afectado, seguidos de los subsaharianos y los norteafricanos, según el trabajo, publicado por la Agencia de la Unión Europea para los Derechos Fundamentales (FRA).

"Los resultados revelan una evidencia escandalosa sobre la discriminación que sufren las minorías en el día a día", dijo el texto.

La Unión Europea, que redactó una ley contra la discriminación en 2000, nunca había encuestado de forma tan amplia sobre este asunto, dijeron los investigadores.

"Las cifras son, para muchos grupos, bastante escandalosas", dijo Jo Goodey, que encabezó la investigación. "Para nosotros, esto subraya el hecho de que es un problema que es necesario afrontar".

El área más significativa de discriminación fue el trabajo y el proceso de buscar un empleo, algo "que, por supuesto, es crucial si piensas que estamos en un momento de crisis económica", añadió.

Las minorías también fueron injustamente tratadas en áreas como la sanidad, la vivienda, la educación y el cumplimiento de la ley, y uno de cada cinco norteafricanos dijeron que la policía les había parado en algún momento por su raza, dijo Goodey.

Más del 80 por ciento de los encuestados dijeron que no se habían molestado en informar de que habían sufrido discriminación ante las autoridades porque pensaban que no iba a ocurrir nada. Casi la mitad de los preguntados no estaban al corriente de que existieran leyes contra la discriminación, dijo FRA.

"He trabajado en derechos humanos los últimos 25 años y me sorprendió la magnitud de la discriminación y también la falta de denuncias", dijo Morten Kjaerum, director de la agencia.