Público
Público

"Mirad al cielo, roban el suelo"

Los vecinos denuncian el "expolio" urbanístico del minivaticano de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los madrileños no están dispuestos a entregar al arzobispado una de las zonas verdes más valiosas del centro histórico de la ciudad. Más de un centenar de vecinos se concentraron ayer en el barrio de Las Vistillas en protesta por el acuerdo aprobado el pasado viernes en el pleno municipal para entregar a la Iglesia una parcela de 15.000 metros cuadrados junto a la sede del arzobispado. El cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, pretende construir allí un minivaticano.

Los vecinos se oponen al acuerdo urbanístico impulsado por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), por tres motivos: no quieren perder una zona pública verde, exigen más equipamientos públicos y no quieren renunciar a unas vistas inmortalizadas en las pinturas de maestros como Goya o Velázquez. El Ayuntamiento insiste en que no se trata de una simple cesión a la Iglesia, sino que el acuerdo conlleva un trueque de parcelas cercanas donde se hará un polideportivo y una escuela infantil.

El portavoz municipal del PSOE, David Lucas, recurrió a la conciencia de arquitectos y artistas para movilizarse contra lo que considera un 'atentado histórico'. El parque de la Cornisa del río Manzanares es 'la única zona que ha permanecido intacta desde la fundación de la ciudad', denunció junto a los manifestantes.

Los vecinos apelaron a los cuadros de Goya en los que se plasma esta zona con la iglesia de San Francisco El Grande de fondo. El desnivel permite a los turistas 'deleitarse con el atardecer sobre la Casa de Campo o el Palacio Real', recordó a Efe un vecino que se declaraba 'defraudado' con Gallardón. El Ayuntamiento asegura que los edificios que pretende construir el arzobispado estarán semienterrados, con zonas verdes y tendrán las azoteas ajardinadas para no afectar a las vistas.

Los vecinos se acercaron a la concentración con lemas en contra del anunciado acuerdo que prevé inaugurar la Ciudad de la Iglesia en 2011. 'Alcalde o cardenal, no robarás', 'Mirad al cielo, roban el suelo', denunciaron.

Bendición de Benedicto XVI

El proyecto urbanístico es un empeño de Rouco Varela, que pretende culminar su mandato con la inauguración de las instalaciones eclesiásticas. El cardenal aspira a que Benedicto XVI bendiga en agosto los terrenos en su visita oficial a España. El proyecto pretende completar las instalaciones del arzobispado con una biblioteca diocesana, una casa de la Iglesia con 200 plazas de aparcamiento, una residencia de sacerdotes, oficinas y un hogar para indigentes.