Público
Público

La misión civil de la UE en Kosovo asumió hoy sus responsabilidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La misión civil de la Unión Europea (UE) en Kosovo, denominada Eulex, asumió en la pasada medianoche sus funciones, con el despliegue inicial de un millar de funcionarios de aduanas, fronteras, justicia y policías en todas las partes de esa antigua provincia serbia, de mayoría albanesa.

En una primera fase, unos cien miembros de Eulex serán enviados también a las zonas serbias de ese territorio, donde no está claro cómo serán recibidos por la población local, a pesar del visto bueno de Belgrado a la misión europea.

Hasta el momento, sin embargo, no se han producido incidentes de ningún tipo y la calma impera en toda la región

Según una portavoz de Eulex, la misión tendrá inicialmente 1.039 expertos, mientras que otro millar será enviado a la zona en los próximos dos o tres meses.

Yves de Kermabon, el principal responsable de la misión, aclaró la semana pasada que Eulex estará presente en "el sur, norte, este y oeste de Kosovo".

"En el norte (de mayoría serbia), por ejemplo, tendremos un centenar de personas sobre el terreno, incluidos policías, fiscales, jueces y funcionarios de fronteras y aduanas", indicó.

Después de nueve años de responsabilidad directa sobre Kosovo, la misión interina de las Naciones Unidas (UNMIK) traslada así la mayor parte de sus funciones a Eulex, el mayor despliegue de este tipo en la historia de la UE.

La ONU negoció durante meses con Belgrado para que Serbia permitiera el envío de Eulex a su antigua provincia.

Al final, se llegó a un compromiso en noviembre pasado, que incluye la condición de que Eulex se declare "neutral" en cuanto al estatus de Kosovo.

Además, algunos sectores de la Administración serbio-kosovar, como la Justicia, la Policía y las aduanas, no responderán a la misión de la UE, sino que seguirán haciéndolo ante la ONU.

Pristina ha rechazado este compromiso, al considerar que de esta forma se establece una división en el nuevo Estado, reconocido hasta ahora por medio centenar de países, pero rechazado por Serbia, con el apoyo de Rusia.

La cúpula albano-kosovar declaró en febrero pasado de forma unilateral la independencia de Kosovo, donde Eulex deberá ayudar a la construcción de un Estado de derecho. EFE