Público
Público

Una misión estadounidense no logra desbloquear el acuerdo sobre la crisis en Honduras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las gestiones de una misión de Estados Unidos no lograron ayer desbloquear el diálogo para resolver la crisis política de Honduras, pese a que representantes del presidente de facto, Roberto Micheletti, anunciaron un acuerdo preliminar para desencallar el último punto que impide el acuerdo.

La portavoz de la delegación de Micheletti en el diálogo, Vilma Morales, dijo que en una reunión convocada por el subsecretario de Estado de EE.UU. para América Latina, Thomas Shannon, ambas comisiones habían convenido los "términos preliminares" para que el Parlamento decida sobre la restitución de Zelaya, como exigía éste.

Sin embargo, Víctor Meza, jefe de la comisión del depuesto presidente, Manuel Zelaya, negó a Efe que se hubiera acordado nada.

Según Morales, el diálogo debe reanudarse formalmente para concretar las condiciones del supuesto acuerdo preliminar, entre las que se incluye escuchar la opinión de la Corte Suprema de Justicia respecto a una posible restitución de Zelaya.

"Los términos están ya preliminarmente acordados; sin embargo, tenemos que reanudar el diálogo, y es allí en la mesa del diálogo donde se van a consignar los términos precisos", explicó.

"Ya coincidimos, tenemos que ver la formalidad, estamos en el tema de la formalidad", agregó.

Morales hizo este anuncio después de que Shannon, de visita en Honduras, se reuniese en un encuentro informal con las dos delegaciones, dialogara con Zelaya en la embajada de Brasil, donde éste permanece desde el 21 de septiembre, y se encontrase con Micheletti en la Casa Presidencial.

El último punto del acuerdo, sobre el que no lograron consenso ambas partes la semana pasada, se centraba en si el órgano que debía decidir sobre la restitución de Zelaya en el poder era el Congreso Nacional, como quería el presidente depuesto, o la Corte Suprema de Justicia, como exigía el Gobierno de facto.

"Está definido que hay que ir al Congreso, pero también hay que oír las opiniones, las opiniones de la Suprema Corte de Justicia", sostuvo Morales en una rueda de prensa tras la reunión con Shannon en la Casa Presidencial.

La portavoz de la comisión del presidente de facto invitó de nuevo a su contraparte a volver a la mesa de diálogo, que Zelaya dio por fracasado la semana pasada, para formalizar el acuerdo preliminar alcanzado y concretar los detalles.

Pero la delegación de Zelaya negó de inmediato este anuncio.

"No hemos alcanzado ningún acuerdo", dijo en declaraciones a Efe Meza, ministro de Gobernación de Zelaya, quien calificó la declaración de Morales de "maniobra del régimen golpista".

Según Meza, en la reunión con Shannon y la delegación de Micheletti, que tuvo lugar en la residencia del embajador estadounidense en Tegucigalpa, Hugo Llorens, "no se negoció nada, simplemente cada uno escuchó sus puntos de vista".

"Mientras no haya un acuerdo concordante con la restitución del presidente Zelaya no hay ni siquiera posibilidades de que nos sentemos a negociar", agregó en conversación telefónica

Meza había reiterado hoy mismo que el diálogo estaba finalizado desde el viernes por el desacuerdo entre ambas comisiones sobre la restitución de Zelaya.

"El diálogo está concluido, señores", sentenció Meza ante los periodistas, a la salida de la reunión entre Zelaya y el secretario de Asuntos Políticos de la Organización de Estados Americanos (OEA), Víctor Rico, quien se encuentra desde ayer, martes, en Tegucigalpa también para impulsar la reactivación del diálogo.

Por otra parte, la Cancillería del Gobierno de facto anunció, en un comunicado, que hoy inició los trámites en la Corte Internacional de Justicia de La Haya para emprender acciones contra Brasil por permitir la presencia de Zelaya en su sede diplomática.