Público
Público

Una misión imposible

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los argumentos razonados por Moody´s para rebajar la calificación de la deuda pública de España iluminan el oscuro callejón en el cual ha entrado la economía hasta la digestión de la burbuja inmobiliaria y bursátil o fuentes autóctonas de la depresión española.

Su veredicto viene a decir: la reducción del déficit que estáis intentando llevar adelante como Gobierno es lo que nosotros apoyamos como agencia, pero tenemos la obligación de deciros que es una tarea imposible de ejecutar más allá de este año y el próximo, dados los sacrificios que habréis de imponer a vuestro crecimiento.

En otros términos, la cruzada fiscal implica varios años de estancamiento y con ello la persistencia, cuando no agravamiento, de la presión de la deuda. Si tenéis suerte, concluye, estamos dispuestos a haceros un monumento y hasta volver a devolveros la triple A (Aaa), y en caso de que las dificultades, como creemos, vayan en aumento, rebajar más vuestra calificación.

Moody's parte de un escenario mediocre para una Unión Europea embarcada en la cruzada contra el déficit fiscal. No dice que es prematura pero, en todo caso, sitúa los riesgos de manera generalizada. Al 1% de crecimiento medio anual para varios años que asigna a España corresponden 'tasas más altas, pero también débiles' para el resto de los países europeos.

La recuperación modesta en España está lastrada por el alto nivel de endeudamiento privado y por la tendencia secular de la economía española a reavivar velozmente, como ya se vio en el primer semestre, el déficit exterior, uno de los cuellos de botella que condujo al estallido de la crisis y a los problemas de financiación que se harán sentir durante muchos años.

En el terreno fiscal, la agencia es realista: más allá de 2010 y 2011 no se podrá continuar reduciendo el déficit para llegar al 4% en 2012 y al 3% en 2013, a menos que se haga una operación de cirugía mayor. Viene a decir: no bastará con contener el gasto y no cubrir las bajas en la Administración. En román paladino: quizá tengan ustedes que hacer lo que ha anunciado el Gobierno de Cuba, despedir a medio millón de funcionarios.

Y, por último, la asumibilidad de la deuda pública. 'Dado que el Gobierno requerirá grandes necesidades de endeudamiento de alrededor de 150.000/170.000 millones para 2011 y 2012 (con necesidades netas de 45.000 millones en 2011) y es sensible a shocks en los tipos de interés, las finanzas públicas permanecerán vulnerables a nuevos episodios de tensión en los mercados', señala.

Moody's describe, pues, una misión tan imposible como autodestructiva.