Público
Público

Una misión de "supervisión" del FMI viajará a Italia a "finales de noviembre"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció hoy que una misión de la institución financiera internacional viajará a Italia para comenzar las labores de supervisión de las reformas económicas "a finales de noviembre".

El portavoz del Fondo, David Hawley, remarcó en rueda de prensa que el equipo del FMI se desplaza a Italia a "invitación de las autoridades locales" y que no incluirá representantes de la Comisión Europea o el Banco Central Europeo.

La misión tiene previsto realizar informes trimestrales, y su objetivo será "intensificar el papel" del FMI como supervisor "tanto de los ajustes fiscales como de las reformas estructurales".

Asimismo, Hawley dio la bienvenida al nuevo gobierno italiano encabezado por Mario Monti como un "hecho positivo que otorga claridad política".

Acerca del sexto tramo pendiente de aprobación por parte del FMI dentro del programa internacional de ayuda financiera a Grecia, el portavoz del Fondo celebró el acuerdo de unidad nacional en Atenas como "un paso más para alcanzar una mayor estabilidad y certidumbre política".

No obstante, aseguró que es importante para que el nuevo tramo sea ratificado que se muestre "un amplio compromiso por parte del nuevo gobierno a la hora de implementar el nuevo programa económico".

Sobre las crecientes presiones del mercado que han disparado los intereses de la deuda pública de países como España o Francia, se limitó a reiterar el llamado a que los líderes europeos "actúen de manera rápida e integral para crear un marco genérico de defensa".

Por último, Hawley eludió comentar la sorpresiva dimisión ayer del director del FMI para Europa, el portugués Antonio Borges, justificada por "motivos personales" y descartó que se debiese a una supuesta disparidad de opiniones con la dirección del Fondo acerca de la manera de enfrentarse a la crisis de la deuda en Europa.

El pasado mes, Borges debió rectificar públicamente al subrayar que el FMI no puede utilizar recursos para intervenir en los mercados de bonos de deuda.

Previamente, había realizado unas declaraciones en las que había dejado abierta la posibilidad de que el organismo multilateral comprase directamente deuda italiana y española para calmar las presiones de los mercados.