Público
Público

La misión de la UE permanecerá en Bosnia hasta que se estabilice Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La operación militar de la Unión Europea en Bosnia-Herzegovina (ALTHEA), dirigida en la actualidad por España, permanecerá al menos hasta que se aclaren los efectos de la independencia kosovar en la seguridad y la estabilidad de los Balcanes.

De este modo, según el ministro esloveno de Defensa y presidente de turno del Consejo, Karl Erjavec, la "conexión con Kosovo" puede ser "determinante" a la hora de tomar una decisión a mediados de este año sobre la continuidad de la operación.

El Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior y de Seguridad, Javier Solana, sugirió también hoy que aún es pronto para dar por acabada la misión, tras el Consejo de Ministros de Defensa de la UE que ha analizado la situación de seguridad en los Balcanes tras la independencia de Kosovo.

"Tenemos que ver cuándo acaba, pero creo que aún no", dijo Solana antes de enumerar los motivos por los que a su juicio la UE debe permanecer en la zona, y entre los que destacó "la situación regional" y la necesaria reforma de la Policía bosnia.

En la misión europea, que relevó a la de la OTAN en 2004, participan 33 países, con un total de 2.500 efectivos, desde que quedara reducida a la mitad el pasado año.

España es en la actualidad el principal aportador, con 258 hombres y mujeres desplegados en Sarajevo, Mostar, Trebinje y Caplina.

Varios países se han mostrado a favor de que la misión finalice cuanto antes, ya que consideran que la situación en Bosnia se ha estabilizado lo suficiente.

Sin embargo, el jefe del Estado Mayor de la UE, el general británico David Leakey, declaró a la entrada del Consejo que toda la zona "es impredecible", aunque por el momento la situación se mantenga estable.

También el ministro de Defensa alemán, Franz Josef Jung, se mostró a favor de mantener el contingente en Bosnia-Herzegovina.

Por su parte, el ministro español de Defensa, José Antonio Alonso, hizo ante sus colegas una intervención "muy general" sobre las misiones en las que participa la UE.

Según fuentes diplomáticas, reiteró que la posición española contraria es a la independencia unilateral de Kosovo, pero también recordó que el Gobierno hará prevalecer la unidad en el seno de la UE, donde la mayoría de los países apoyan el proceso de secesión.

En este sentido, Javier Solana, ha reafirmado hoy el compromiso de todos los socios de la Unión en la misión civil que ayudará a levantar un estado de derecho en Kosovo, incluidos los países que, como España, no reconocen la independencia unilateral.

"Nadie ha dicho que no vaya a participar, y la misión ya ha comenzado", recalcó Solana.

No está todavía decidido el grado de compromiso de cada Estado en la misión policial y judicial, que estará formada por unos 2.000 oficiales y técnicos.

Según el Alto Representante, el reto más importante de la puesta en marcha de la operación civil es la zona del norte del río Ibar, que divide la ciudad septentrional de Mitrovica, principal foco de atención de posibles actos violentos entre los serbios y albaneses.

No obstante, recalcó que las fuerzas de la OTAN y las de la propia UE garantizan la seguridad sea cual sea el escenario.

Por otro lado, Solana defendió el derecho a la manifestación del pueblo serbio, antes de conocerse los disturbios en los que ha desembocado la marcha.

Aseguró asimismo que tampoco veía "ningún motivo" para criticar a las autoridades por haber organizado una protesta masiva contra la independencia kosovar.