Publicado: 16.10.2014 17:34 |Actualizado: 16.10.2014 17:34

Un misionero, un nigeriano y un 'contacto' de Teresa Romero, ingresados en el Carlos III

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hospital Carlos III de Madrid acoge desde hoy tres nuevos pacientes sospechosos de haberse contagiado con el virus del ébola. Un misionero español de la Orden San Juan de Dios, procedente de Liberia, un pasajero nigeriano que aterrizó esta misma mañana en Barajas y una de las personas que fue trasladada en la misma ambulancia que había utilizado Teresa Romero están ahora a la espera de confirmar, con los test PCR que determinan la presencia de ébola en sangre, si están o no infectados.

El religioso, que lleva en Madrid desde el pasado 11 de octubre —según ha informado el Gobierno en un comunicado—, trabajó y ha estado alojado en el hospital San José de Monrovia de la misma Orden a la que pertenecían los sacerdotes repatriados Miguel Pajares y Manuel García Viejo. Dicha organización ha emitido un comunicado en el que explica que dicho centro se cerró el pasado 1 de agosto, por lo que "se considera un paciente de bajo riesgo, al no haber estado en contacto con enfermos de ébola". Desmiente también las primeras informaciones que apuntaban a la posibilidad de que otros 21 compañeros permanecieran bajo vigilancia tras haber estado en contacto con él.  "Ha ingresado directamente en el hospital Carlos III sin haber sido ingresado ni atendido previamente en ningún otro dispositivo santiario", zanja el documento.

El afectado, cuya temperatura alcanzó hoy los 37,7 grados establecidos como límite para considerar un caso sospechoso de contagio ha sido trasladado al centro sanitario para aislarlo de forma preventiva a la espera de realizarle las pruebas convenientes.

A la espera de resultados se encuentra también el paciente originario de Lagos (Nigeria) que esta misma mañana aterrizó en Barajas procedente de París. Viajaba en un avión de la compañía Air France (vuelo AF1300), cuya tripulación alertó a las autoridades sanitarias españolas al detectar sus temblores y su estado febril. El afectado procedía de otro vuelo que había llegado a París desde Nigeria. 

Según señalaron hoy fuentes de Aena, ha intervenido Sanidad Exterior y el avión, en el que viajaban 158 pasajeros a bordo y cinco tripulantes de cabina, fue estacionado en una zona determinada del aeropuerto hasta que llegó la ambulancia que determinó que el posible infectado cumplía los requisitos necesarios para ser considerado "posible caso de ébola" y le trasladó al centro de referencia.

El avión permanece ahora inmovilizado en el aeropuerto Adolfo Suárez. a la espera de ser desinfectado, igual que el equipaje de los viajeros. Los pasajeros del avión pudieron abandonar el avión pasadas las 13.30 horas, después de que dos médicos subieran para atender al sospechoso de estar enfermo. Todos tuvieron que rellenar un formulario con sus datos personales y fueron advertidos de que deben llamar al 112 si notan algún síntoma.

Precisamente este jueves, los 28 ministros de Sanidad ha pactado un nuevo protocolo de seguridad con el que se obligará a los pasajeros procedentes de los países más afectados de África (Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona) a estar localizados durante 21 días —período de incubación del virus—.  

Poco antes de que se conocieran ambos casos, un 'contacto' de Teresa Romero —hasta ahora la única enferma de ébola confirmada en España— había sido trasladado también al Carlos III. Así lo confirmó el Comité de Expertos del Gobierno, que indicó que se trataba de un caso de "bajo riesgo" y que no era personal sanitario. Poco después se ha sabido que se trata de una de las siete personas que compartió la ambulancia con la que Teresa Romero fue trasladada de su casa al hospital de Alcorcón el pasado 6 de octubre. El vehículo continuó recogiendo pacientes durante 12 horas después de que la auxiliar de enfermería fuera ingresada. 

Este paciente —de quien se desconocen más datos— permanecía bajo vigilancia activa (se medía la fiebre dos veces al día) en su casa hasta que esta mañana ha superado los 37,7 grados de temperatura. De inmediato fue aislado en su domicilio y, una vez preparado el protocolo de seguridad, trasladado también al Carlos III.

A lo largo de esta tarde-noche se conocerá el resultado de sus pruebas para confirmar si los tres están o no infectados. 

Del mismo modo, el Gobierno de Canarias ha tenido que activar la alerta por otro posible caso de ébola. Un hombre que hace ocho días salió de Sierra Leona —se desconocen todos los demás datos de su identidad— ha ingresado en el hospital de La Candelaria de Tenerife tras avisar a los servicios sanitarios de que padecía fiebre alta.

La Consejería de Sanidad de Canarias ha considerado este caso de "alto riesgo" por sus características y ha hospitalizado por precaución también a las dos personas que convivían con él, aunque no presentan síntomas.

La consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, y la directora general del Servicio Canario de la Salud, Juan María Reyes, han rehusado dar ningún otro dato más de la persona que protagoniza este caso en investigación, por expreso deseo del paciente.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:

http://www.quoners.es/debate/crees-que-se-deberia-limitar-la-entrada-y-salida-de-personas-de-los-paises-afectados-por-ebola