Público
Público

El misterio de la tumba de Lorca sigue sin resolverse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Raquel Castillo

El poeta Federico García Lorca no está enterrado en la fosa de la localidad granadina de Alfacar que históricamente ha sido considerada su tumba y nunca existieron restos humanos allí. Esta es la tajante conclusión del informe de los expertos dado a conocer el viernes.

La publicación de este estudio, que podría obligar a reescribir el final del poeta de la Generación del 27, pone fin a casi dos meses de excavaciones, para las que se llegó a habilitar una carpa de 10x20 metros en la zona con el fin de mantener la privacidad, en medio de un gran revuelo mediático sobre los posibles hallazgos de la investigación.

"Se ha cribado el terreno palmo a palmo sin que haya aparecido ni un solo hueso, ni ropa, ni casquillos de bala", dijo la consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, Begoña Álvarez, en una rueda de prensa en Granada.

Así, sigue siendo un enigma el lugar en el que estarían enterrados los restos de Lorca, del profesor Dióscoro Galindo y de los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Juan Arcollas, fusilados todos en agosto de 1936, poco después del inicio de la Guerra Civil española.

Un estudio practicado en septiembre por el Instituto de Geofísica de la Universidad de Granada mediante un sofisticado sistema de georradar había revelado la existencia de seis zonas de interés para la excavación, a una profundidad de entre 0,60 y 1,80 metros.

La consejera señaló que las zonas analizadas desde el 2 de noviembre nunca han sido lugares de enterramiento, debido a que la roca encontrada está sólo a 40 centímetros de la superficie, mientras que si se tratara de una fosa estaría al menos a 1,5 metros de profundidad.

"Hemos situado la historia con los argumentos de la ciencia y no de la especulación", agregó Álvarez.

TÉCNICAS MINUCIOSAS

El equipo formado por cinco arqueólogos de la Universidad de Granada rastreó una superficie total de 267,75 metros cuadrados de la que extrajeron un total de 75,76 metros cúbicos de sedimentos.

Para ello se utilizaron diversas técnicas minuciosas de excavación manual, de registros cartográficos, documentación fotográfica, filmográfica y análisis de imágenes históricas.

"Creemos que en toda el área excavada nunca se realizaron fosas de enterramiento, ni han existido restos óseos humanos", sostuvo el informe.

"Los resultados obtenidos en esta fase de trabajos arqueológicos permiten claramente afirmar y concluir que en toda la superficie excavada sólo se han documentado numerosos alcorques de un antiguo viñedo y otras pequeñas obras de acometidas de agua y fluido eléctrico, excavadas directamente en la roca caja", agregó.

La Junta de Andalucía siempre ha declarado que el objetivo de los trabajos de exhumación no era encontrar los restos de Lorca, poeta de la llamada Generación del 27, sino recuperar la memoria histórica y dignificar a los asesinados durante y después de la Guerra Civil, que las estimaciones sitúan entre centenares y miles de fusilados.

entre ellos el hispanista Ian Gibson - que junto a más indagaciones y testimonios directos le sirvieron después a la Asociación de la Memoria Histórica para hacer su petición y sacar adelante los trabajos de exhumación.

El propio Gibson declaró esta semana en una entrevista con El País que se sentía "enfermo" ante la presión que supondría la ausencia de hallazgos en la zona tras invertir más de 40 años en investigar su localización.

La sobrina del autor de "Bodas de Sangre" y "Poeta en Nueva York", Laura García Lorca, ha sostenido en repetidas ocasiones que la familia estaba en contra de la apertura de la fosa, puesto que creían que no contribuiría a cerrar heridas.