Público
Público

La mitad norte de la península continúa en alerta amarilla por la nieve

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El temporal de frío y nieve que recorre la península mantiene a más de 20 comunidades en alerta amarilla por riesgo de nevadas y afecta especialmente a las comunidades de Castilla y León, Galicia, Cataluña y Aragón, en las que más de cinco mil niños se han quedado hoy sin colegio.

La provincia de Huesca está en alerta naranja, nivel de riesgo importante, debido a la posibilidad de nevadas que podrían alcanzar una altura de entre 8 y 20 centímetros, ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Mientras, A Coruña se encuentra en alerta por fenómenos costeros adversos en la zona noroeste de la provincia.

En la comunidad autónoma de Castilla y León, la más afectada por el temporal, Zamora, León, Ávila, Soria, Burgos y Segovia han sido las provincias donde un mayor número de alumnos no han podido asistir a clase.

En cuanto a la previsiones para mañana, la inestabilidad se expande por la mayor parte de la geografía peninsular, dejando alertas amarillas costeras en las islas baleares, la ciudad autónoma de Ceuta y las provincias de Cádiz y Granada, donde también hay riesgo de nevadas.

Jaén, Cáceres, el sur y el este de Castilla-La Mancha, la sierra de Madrid, el pirineo aragonés, los Picos de Europa, la cordillera cantábrica y todas las provincias del País Vasco se mantienen en alerta amarilla por riesgo de nevadas.

En la comunidad autónoma de Canarias, muy afectada por las lluvias, las alertas han remitido a lo largo del día, y para mañana no se espera que haya riesgo importante de precipitaciones.

Puertos de Canarias y la compañía naviera Fred Olsen han acordado restablecer el servicio marítimo entre Gran Canaria y Tenerife, desde el puerto de Agaete, a partir de las 13:00 horas de hoy.

Los puntos más afectados de esta comunidad han sido los municipios de Gran Trajal y Tuineje, en el centro de la isla de Fuerteventura, donde el barro y las piedras arrastradas por las lluvias han derrumbado muros y han afectado a viviendas y vehículos.

En la zona sur de la isla de Gran Canaria algunos invernaderos de tomates y de pepinos han sufrido daños debido a las precipitaciones, con la consiguiente pérdida para los agricultores.

La Aemet prevé un descenso del temporal a partir del jueves, aunque la mayoría de las zonas montañosas de la península se mantienen en alerta amarilla por riesgo de nevadas.

DISPLAY CONNECTORS, SL.