Publicado: 28.10.2014 13:32 |Actualizado: 28.10.2014 13:32

Sólo la mitad de los universitarios tiene un empleo acorde a su formación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Apenas la mitad de los titulados universitarios que trabajan actualmente tiene un empleo acorde a su nivel de formación. Un año después de terminar sus estudios, el 51,5% de los recién licenciados trabaja en puestos de cualificación inferior a sus estudios. Un porcentaje que baja sólo seis puntos cuatro años después.

Es una de las conclusiones del estudio Inserción laboral de los estudiantes universitarios, presentado este martes por la secretaria de Estado de Educación, FP y Universidades, Montserrat Gomendio.

El documento, que recoge los datos de los alumnos que acabaron sus estudios en 2009-2010, forma parte de otro más amplio, que se completará en las próximas semanas, y que permitirá conformar un mapa de la empleabilidad de los universitarios y de las distintas carreras y universidades españolas.

En 2011, sólo el 48,5% de los titulados que cotizaba a la Seguridad Social trabajaba en un empleo acorde a su título mientras que el 23,1 % y el 28,4% restantes lo hacían en un empleo medio y no manual o en uno bajo y manual, respectivamente.

Cuatro años después, es decir, en 2014, esos porcentajes eran del 55,5%, el 20,1% y el 24,4%, respectivamente. Las titulaciones más afectadas por esta falta de coherencia entre la formación y el rango laboral son las relacionadas con las Ciencias Sociales y Jurídicas y con las Artes y las Humanidades.

El estudio, elaborado por el Ministerio de Educación en colaboración con los Consejos Sociales de las Universidades Españolas, desvela que las titulaciones con mayor empleabilidad son Medicina, Óptica y Optometría y los estudios relacionados con las Matemáticas. El 92,9% de los licenciados en Medicina encuentra empleo, un porcentaje que alcanza el 84% en el caso de los alumnos que cursan Óptica y Optometría y Ciencias Actuariales y Financieras (relacionadas con las matemáticas y la estadística). En los últimos puestos están las filologías y las carreras relacionadas con Artes y Humanidades. Historia, por ejemplo, emplea al 45% de sus alumnos.

Las licenciaturas más demandadas en el mercado laboral son las relacionadas con la Informática, las Matemáticas y la Estadística y las Ciencias de la Salud, cuyos alumnos superan el 70% de afiliación al terminar la carrera.

Sin embargo, los estudios más demandados por los estudiantes son Ciencias Sociales y Jurídicas. Le siguen Ingeniería y Arquitectura (21%), Ciencias de la Salud (12%), Artes y Humanidades (6,9%) y Ciencias (5,95%). Gomendio ve el origen de este bajo porcentaje en la elección de Ciencias en las carencias de los alumnos en esta materia ya en la Educación Primaria y Secundaria que reflejan los informes de la OCDE y PISA.

La secretaria de Estado ha señalado que este informe es una herramienta para que los estudiantes tengan en cuenta el nivel de empleabilidad y de cualificación de las titulaciones a la hora de elegir carrera. "Era una deficiencia que no tuvieran esta información. El uso que hagan de ella después, es libre".

El estudio revela también que en la mitad de grados de Artes y Humanidades hay menos de 50 alumnos matriculados en el primer año. Lo mismo sucede con el 42,5% de los grados de Ciencias y con el 36,2% de los grados de Ingeniería y Arquitectura. Gomendio ha mostrado su "preocupación" por esos datos, aunque ha descartado que la solución pase por una reducción de carreras o universidades. La secretaria de Estado ha explicado que trabaja con la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) en la elaboración de un mapa de titulaciones para que los centros se vayan especializando en ciertas titulaciones, como ya han hecho algunas comunidades autónomas.