Público
Público

La moda de mujer en Milán se enfoca en los complementos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los diseñadores Rocco Barocco y Roberta Scarpa centraron firmemente en los accesorios, en elinicio de la semana de la ropa de mujer de Milán, y la consejera delegada de Gianfranco Ferre dijo que la marca estabadesarrollando esa área.

A medida de que la crisis económica amenaza con recortar los gastos en productos de lujo, los diseñadoresapuestan cada vez más por la joyería, los sombreros y los zapatos, que otorgan a los compradores sin poderadquisitivo una forma de acceder a sus marcas favoritas.

"Creo que los zapatos y la bisutería llevan la delantera", dijo la consejera delegada de Ferre, Michela Piva, alperiódico Il Sole 24 Ore.

"Uno sólo tiene que pensar que 1.000 euros no es suficiente para comprar una cartera bonita de una marca famosa,pero se puede tener zapatos incluso de lujo por 350-400 euros", añadió.

Las modelos de Barocco lucen zuecos impresionantemente altos de bronce metálico o geometrías de blanco ynegro, mientras que Scarpa, que significa zapato en italiano, apuesta por zapatos de plataforma con tacón en forma deZ en rojo o azul brillante.

Los diseñadores, que son del grupo de los primeros en presentar colecciones en la semana de ropa de mujer enMilán, que se desarrolla entre el 20 y 27 de septiembre, optaron en ambos casos por bisutería de grandes dimensiones,de un negro luminoso.

Barocco puso un collar negro bordado en una túnica, mientras que los pendientes de Scarpa lucen como las gotasde un candelabro veneciano de carácter fúnebre.

Los sombreros de Barocco destacan por sus alas anchas, en negro, y se enmarcan en el tono de su coleccióninspirada en La Habana.

La marca vistió a sus modelos con volantes y lazos, con vestidos negro y crema que parecían tan displicentes, quese asemejaban a disparos de trapos envueltos y atados por un arco.

Scarpa, con sede en la ciudad de Venecia, sacó inspiración de sus telas propias y usó impresiones damasco yfiligrana junto a los ya tradicionales encajes.

/Por Jo Winterbottom/.*.