Público
Público

Modelos desfilan en trajes de vasos, chapas, colchonetas, casetes y latas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Trajes compuestos por vasos de refresco, chapas de cerveza, casetes, discos compactos, latas, bolsas, boquillas de silicona o colchonetas pinchadas son los protagonistas de un desfile con material reciclado que la diseñadora Chari Nieto presenta hoy en el municipio vallisoletano de Olmedo.

Nieto rescata todo tipo de objetos, en principio destinados a la basura, para hacerlos protagonistas de sus creaciones, todo porque "aunque cuesta más elaborarlos y son más pesados e incómodos de llevar, son más atractivos y originales que los trajes de tela", ha explicado a Efe.

Este afán por sorprender en la pasarela ha llevado a la diseñadora a buscar materiales para sus colecciones en distintos ámbitos, como en la playa, donde busca colchonetas pinchadas que le sirvan de estructura para sus vestidos. "Un traje con este material y unos botes de champú queda muy original", ha asegurado.

En el acto de esta tarde, Nieto vestirá a 45 mujeres de Olmedo con otros tantos trajes, algo más de la mitad de nueva creación y el resto de alguno de los veinticinco desfiles que ha presentado hasta hoy.

Confiesa que entre sus favoritos se encuentra uno realizado con una base de plástico ecológico, aunque reconoce que el más espectacular de los que ha hecho hasta ahora es un traje en el que un coche, movido a través de un aparato de radio-control, y una modelo en la baca vestían esta creación.

"Con estos modelos quiero hacer hincapié en la utilidad de lo que se tira", resalta Nieto, quien se toma esta faceta de su vida como un "reto" en el que conjuga la moda con los materiales usados.

Entre desfiles al pie de las murallas de Ávila, en el Paseo de la Castellana madrileño o en una plaza de toros, recuerda ocasiones como la boda de su hermana, la cual se casó con un traje de plástico "de novia" realizado por ella.

Nieto extiende esta devoción por los cachivaches a diferentes terrenos y señala que le da igual decorar un marco con chapas, montar una lámpara con botellas de cristal o construir un merendero inspirado en el estilo de Gaudí con azulejos excedentes de una fábrica.

"Ir al vertedero y descargar algo me parece un desperdicio, pues yo aprovecharía bastantes de las cosas que se arrojan", ha concluido.