Público
Público

Se modera el castigo bursátil excepto para Italia

La prima de riesgo de España se dispara mientras la mayoría de las bolsas europeas retroceden

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una fecha: el 3 de julio. Esto fue lo que contuvo ayer las caídas con la que abrieron las bolsas en Europa. La falta de acuerdo para un rescate de Grecia durante el fin de semana llevó a los principales índices a registrar fuertes pérdidas en las primeras horas de cotización, hasta que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Junker, aseguró que ese 3 de julio se desbloquearán previsiblemente los 12.000 millones del quinto tramo de ayudas del primer rescate a Grecia. Esto supone que el Ejecutivo heleno tendrá liquidez suficiente para afrontar los casi 7.000 millones de euros de deuda pública que vencen en la segunda quincena del próximo mes.

Tras conocerse la celebración de esa reunión, la presión fue cediendo en las bolsas y en el mercado secundario de deuda. El Ibex 35 español terminó perdiendo un 0,96% después de caer más de un 2% a lo largo de la sesión, y consiguió mantener la cota psicológica de los 10.000 puntos.

Sólo Italia fue incapaz de zafarse de estas fuertes pérdidas y su principal índice bursátil cerró con una caída del 2,01%. El contagio de los problemas europeos a Italia se agravó después de que Moody's amenazase con rebajar su rating y tras las declaraciones de Umberto Bosi, líder de la Liga Norte, socio del Gobierno de Berlusconi, pidiendo rebajas de impuestos y amenazando con retirar su apoyo al primer ministro.

En el mercado de deuda, la presión también aflojó a lo largo del día, después de que se disparasen las primas de riesgo en las primeras horas, y al cierre, los indicadores estaban casi en el mismo nivel que el viernes. En el caso español el tipo de interés del bono a diez años cerró en 5,58%, frente al 5,57% del viernes, y el diferencial con Alemania subió un punto, a 262 puntos básicos.

Pero la relajación final de ayer está lejos de suponer una solución. 'Desde la perspectiva de EEUU se ve una Europa tratando de ganar tiempo, pero no para salvar a Grecia sino a su propio sistema financiero. Parece que sólo quieren conseguir que los bancos europeos o bien se deshagan de los bonos griegos que poseen o bien consigan un colchón financiero que les permita aguantar en caso de quita', aseguró ayer Santiago Ulloa, uno de los 20 mejores gestores bursátiles del mundo, según la revista Barron's, y que estuvo ayer en Madrid en un evento organizado por el Instituto de Técnicas Financieras.

En el mismo evento, Gonzalo Lardiés, gestor de BPA, advirtió de que el riesgo de 'accidente' en Grecia es muy alto como para demorar la solución. 'Las manifestaciones en la calle e incluso el propio Gobierno, ya muy debilitado, pueden provocar algún giro inesperado. Por eso, demorar las decisiones no va a beneficiar a nadie', asegura.

CONSULTA NUESTRA PÁGINA DE BOLSA