Público
Público

El modus operandi del atraco al chalé de Kina Fernández apunta a una banda con 5 robos en la zona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La forma de actuar de los responsables del atraco al chalé de la diseñadora Kina Fernández, ubicado en Perillo, en la localidad coruñesa de Oleiros, apuntan a que se trata de un grupo organizado de entre tres y cinco personas que ha cometido ya cinco atracos en la zona.

En declaraciones a los medios, el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, explicó que los delincuentes comenzaron a actuar a finales de agosto, pero han desarrollado su mayor actividad entre los meses de octubre y noviembre, cuando realizaron tres asaltos con el mismo "modus operandi".

Los asaltantes llevaban el rostro cubierto, no iban especialmente armados y hablaban perfectamente español, aunque fuentes de la Guardia Civil indicaron a Efe que podrían utilizar un idioma extranjero para comunicarse, probablemente del Este.

Ameijeiras aclaró que están trabajando en el caso todos los equipos de investigación y prevención de la Guardia Civil para poder arrestarlos "con prioridad máxima", aunque aconsejó que "se tenga a mano" el teléfono de la Guardia Civil, el 062, para llamar "en cuanto se perciba algo extraño" porque todavía "no está resuelto el problema".

Aseguró que se trata de un grupo no es "excesivamente violento" y que sólo roba dinero, concretamente sus objetivos, dijo, se centran en buscar la caja fuerte e incluso hubo dos viviendas que carecían de ella y no sustrajeron nada.

El robo en el domicilio de la diseñadora gallega sucedió ayer por la tarde, sobre las 19:00 horas cuando los asaltantes entraron en la vivienda, maniataron a dos personas del servicio y esperaron a que la diseñadora y su marido llegasen, un hecho que se produjo una hora después, para llevarse entre 4.000 y 6.000 euros en joyas y algunos efectos de valor.

Asimismo, fuentes de la Guardia Civil señalaron que tanto la diseñadora y su marido como los miembros del servicio, no sufrieron daños físicos, exceptuando alguna "agresión menor" como golpes o empujones.