Público
Público

Mohamed Yunus dice que la solución a la crisis no es rescatar bancos, sino a la gente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El premio Nobel de la Paz 2006, Mohamed Yunus, creador de los microcréditos sin avales para combatir la pobreza, ha advertido hoy de que la crisis económica que padece el mundo no se soluciona solo rescatando a bancos y grandes empresas sino ayudando a las "verdaderas víctimas, a la gente".

La visión del "gurú" de la economía social, conocido como "el banquero de los pobres" -título de uno de sus libros-, es que la situación económica actual es el fruto de un "terremoto" financiero que ha traspasado todas las fronteras y que se ha cebado con los más débiles, que serán "los que perderán su trabajo y su comida".

"Esta gente nunca ha contribuido a la crisis: la pobreza no la crean los pobres; por eso no es justo que a ellos no se les proteja y, en cambio, los que sí crearon esta crisis reciban un beneficio", ha subrayado Yunus en una rueda de prensa celebrada en Palma, donde ofrecerá hoy una conferencia invitado por la Fundación Iberostar.

Yunus ha apostado por el cambio de sistema, aportando al capitalismo actual "la parte que le falta": el negocio social; ha comentado que la salida a la crisis no vendrá sola sino que los países pobres como India o China tendrán mucho que decir a Occidente y se ha mostrado confiado en que el nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha venido para liderar esta transición.

A juicio de este economista, Premio Príncipe de Asturias 1998, el sistema económico actual y sus instituciones -como el Banco Mundial, del que es consejero- están demasiado viciadas por el "egoísmo", un principio basado en la búsqueda del máximo beneficio a toda costa que "los ha llevado al colapso", afirma Yunus.

Mohamed Yunus, en la misma línea que lo hizo Obama en su discurso de investidura, advierte de que el mundo ha cambiado y que el sistema económico debe hacerlo también: rediseñar el mercado, "sabiendo encontrar las soluciones a todos los problemas que hasta ahora ha creado el sistema", y rediseñar su estructura y los bancos.

"Hablar con los banqueros es como hablar con los abuelos del facebook", ha afirmado Yunus para argumentar la necesidad del sistema actual de reinventarse y comprender la nueva realidad.

En este sentido, el "banquero de los pobres" recuerda que, precisamente, los bancos que "han caído" en esta crisis han sido "los que solo dan préstamos con garantía". Mientras, su Banco Grameen -que concede créditos a la gente sin avales- ha recuperado el 97 por ciento de sus préstamos.

"¿Quién es más solvente?", inquiere Yunus, una pregunta que, ha asegurado, ha de coronar el proceso de cambio hacia una nueva realidad económica mundial.

Abrir la puerta hacia las empresas sociales, hacia una Bolsa de inversión social, hacia un periodismo social que hable de esta nueva forma de negocio es la recomendación que este experto en economía ofrece a los políticos, empresarios y banqueros ante la actual crisis que, en su opinión, no es más que la oportunidad de "ir hacia adelante".

Pero en ese camino, advierte Yunus, Occidente ya no estará solo sino que países como China, India, Indonesia o Bangladesh (que representan la mitad de la población mundial) tendrán una participación "muy importante".

La deslocalización de empresas hacia esos y otros países desde Europa o Estados Unidos no es para el economista de los pobres un problema sino una oportunidad de generar un nuevo consumo que reactive la economía: "Si los chinos trabajan, ganan dinero y compran lo que producen otros", ha indicado Yunus.

Por este motivo, el Nobel de la Paz 2006 asevera que la mejor forma de ayudar a salir de la crisis económica actual "no es dar caridad a los pobres, eso es una forma ineficaz de usar el dinero -insiste-, sino que se trata de hacer empresas sociales, para cambiar el mundo".

Este cambio planetario es el futuro "de este milenio" y su oportunidad -según Mohamed Yunus- vendrá de la propia crisis y de un resultado político "fantástico", la llegada de Obama al poder.