Público
Público

Moisés Dueñas puede volver a correr hoy, tras una año de sanción por dopaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ciclista bejarano Moisés Dueñas puede volver a correr como profesional del ciclismo a partir de hoy, tras cumplir la sanción de un año que le fue impuesta después de dar positivo por EPO en el pasado Tour de Francia, cuando corría con el Barloworld.

Moisés Dueñas no ha querido, en una entrevista con EFE, dar nombres exactos que tengan relación con su caso de dopaje, aunque sí ha reconocido que "hay mucha gente alrededor del ciclista, hay muchos intereses, siempre paga el ciclista y mucha gente sale como si no le hubiera pasado nada".

Dueñas ha insistido en que "los ciclistas ya tenemos bastante con pedalear" y ha reconocido que lo que le ocurrió en el Tour de Francia, cuando dio positivo por EPO tras el análisis de sangre en la cuarta etapa, "es muy difícil de explicar; hay gente interesada en otros asuntos y suceden cosas que no tienen que suceder".

Este ciclista bejarano reconoce que en su cuerpo había sustancias "dopantes", aunque deja claro que él no sabía nada, ya que, como ha aclarado, "todos los ciclistas tenemos que tener un seguimiento médico y tú te fías del médico".

En relación al equipo en el que militaba cuando disputaba el Tour de Francia, el Barloworld, Moisés Dueñas ha asegurado que "me dejaron tirado", ya que "alegaron para despedirme que yo tenía sustancias dopantes", hecho que, más tarde, se ha demostrado que era falso, tras una investigación desarrollada en Francia.

De hecho, según el corredor, al juicio por el despido improcedente, celebrado recientemente, "ni siquiera se ha presentado alguien del equipo".

Aún así, el bejarano ha tenido la recompensa de que su sanción, impuesta por el Comité de la Federación de Ciclismo de España, se haya reducido de dos a un año, por colaborar con la Justicia, una posibilidad que prevé la Ley Orgánica Antidopaje para los deportistas dispuestos a desenmascarar a los posibles promotores o suministradores de este tipo de sustancias.

Sin embargo, Dueñas ha instado al pelotón a que esté mucho más unido, ya que "al contrario de lo que pueda ocurrir en otros deportes, como el fútbol, los ciclistas no estamos unidos".

El ciclista bejarano también se ha referido a la situación del corredor Manolo Beltrán, que fue el primer positivo en el pasado Tour de Francia, tras el análisis al que fue sometido en la primera etapa, y que, por el contrario, "ni siquiera tiene sanción", ha recordado Dueñas.

Ahora, el futuro de este joven de 28 años, que en 2007 como profesional del Agritubel ganó el Tour del Porvenir, pasa por correr en amateur o aficionado en un equipo gallego, el Súper Froiz, en el que también milita su hermano, Héctor Dueñas, "que anda muy bien, pero que tiene problemas con las rodillas".

Dueñas ha estado a punto de correr como profesional en un equipo portugués, con el fin de disputar este año la Vuelta a Portugal, aunque "al final no pudo ser ya por problemas con la edad".

Dueñas ha asegurado a EFE que "únicamente sueño con disfrutar, no tengo otras miras, lo tengo todo tan complicado que, con encontrar un equipo profesional, me valdría".

Moisés Dueñas (Béjar, 10 mayo de 1981) comenzó a los 12 años en la Escuela de Béjar de Ciclismo, luego militó en el Hotel Cubino, del ex ciclista bejarano Lale Cubino, para dar el salto a aficionados con el Cropusa Burgos.

Su primera equipo como profesional fue el Relax Fuenlabrada y posteriormente recaló en el Agritubel, con el que, además del Tour del Porvenir, también ganó la Regio Tour de Alemania en 2008.

Con el Barloworld tan sólo pudo competir media temporada, hasta la décima etapa del pasado Tour de Francia.