Público
Público

Molina asegura que las bibliotecas son un "mecanismo para romper las desigualdades"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las bibliotecas públicas son "un agente revolucionario de primer orden y un mecanismo para romper las desigualdades sociales", aseguró esta mañana el ministro de Cultura, César Antonio Molina, en la inauguración en A Coruña del IV Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas.

A Coruña, en palabras de Molina, se convertirá desde hoy hasta el próximo viernes en "la ruta de navegación, la torre de Hércules para un mar de lecturas", gracias a este encuentro que congrega en el recinto coruñés de Palexco a setecientos profesionales de bibliotecas.

En este sentido, apostó por que encuentros como éste sirvan para trazar la línea de trabajo a seguir en los próximos años, donde los bibliotecarios y bibliotecarias "son los maestros del siglo XXI, por su responsabilidad de acercar los bienes culturales a la sociedad".

Bibliotecas, sociedad y libros "son sólo algunas de las palabras que forman ese collage que da vida a este servicio público que facilita el acceso a la información y que, por tanto, contribuye a la calidad de nuestra democracia", afirmó el titular de Cultura.

Abogó el ministro por un nuevo concepto de biblioteca, en el que "los libros adquieren un efecto multiplicador con tantas voces como lectores tengan sus páginas" y donde además se ponen a disposición de la ciudadanía otros soportes que la sociedad de la información va poniendo en nuestras manos, explicó.

Por ello, el reto de conseguir un sistema público de bibliotecas modélico "es el sueño de todos nosotros", administración y profesionales, concluyó.

Por su parte, la conselleira de Cultura, Ánxela Bugallo, aseguró en su intervención que las bibliotecas han superado el modelo de "contenedor de libros para convertirse en un centro cultural integral", donde se usa tecnología, se busca información y se fomenta la lectura, que se han erigido además como "lugares de creación y casas de escritores donde compartir lecturas".

Estos centros públicos, dijo Bugallo, son además de servicios democratizadores de la cultura dinamizadores de la vida pública, dando acceso a la cultura, que "es libertad y nos permite ser más felices", apostilló.

El alcalde de A Coruña, Javier Losada, destacó la labor de la red de bibliotecas públicas coruñesas, formada por seis centros, de las que son socios más del 26% de la población coruñesa, cifra que supera la media española, que junto, a los más de 860.000 usuarios de 2007, "son la mejor recompensa del esfuerzo realizado".

Por eso, ahora el objetivo es ampliar esta red, ya que las bibliotecas públicas "contribuyen a mejorar la formación de la ciudadanía para hacerla más libre y más competitiva", aseguró el regidor coruñés.