Público
Público

El monitor de pádel negocia también contratos públicos

En una reunión con Ignacio González, le prometieron una cita con Jesús Sepúlveda para la adjudicación de un polideportivo en Pozuelo. Le dieron la información siete meses antes de que saliera el concurso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Carlos Martín, profesor de pádel del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, aprovecha sus contactos políticos para actuar como intermediario en la adjudicación de contratos públicos. El año pasado medió ante el entonces alcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda, para la concesión de un polideportivo. Carlos Martín consiguió la primera cita con el regidor de Pozuelo tras una reunión con Ignacio González, la persona de máxima confianza de Esperanza Aguirre, y con el viceconsejero de Medio Ambiente.

Carlos Martín actuaba en este caso como intermediario de Ingesport. En un escrito que le envió al presidente de esta sociedad, Gabriel Sáez, le culpó de que no se cerrase el trato: “Quizá no estaríamos así, si hubieras soltado lo que tenías que soltar”. Todos estos datos constan en los correos electrónicos que intercambiaron ambos, a los que ha tenido acceso Público.

Jesús Sepúlveda dimitió como alcalde de Pozuelo el pasado 6 de marzo, tras ser imputado por Baltasar Garzón en el caso Gürtel. El juez lo acusa de embolsarse 422.992 euros de la trama que dirigía Francisco Correa a cambio de favorecer a sus empresas. El ex regidor, que niega cualquier actuación ilegal, sigue siendo concejal del PP en Pozuelo.

Carlos Martín, Charly o Carleto para los amigos, fue primero profesor de pádel en el exclusivo spa del hotel NH Eurobuilding y después director comercial de Ingesport. En febrero de 2007 decidió volar más alto y convertirse en empresario. Compró la sociedad Preston & Child y firmó un contrato mercantil con Ingesport, aunque sin establecer una relación de exclusividad. Es decir, Carlos Martín podía hacer otros negocios por su cuenta.

En dicho contrato se establece que Preston & Child recibirá 75.000 euros, IVA no incluido, por cada “concesión administrativa” que consiga para Ingesport.

El 19 de diciembre de 2007, Martín le escribió un largo correo electrónico a Sáez, en el que repasa “los asuntos comerciales pendientes”. Uno de esos temas implica al vicepresidente González y al viceconsejero de Medio Ambiente, Manuel Beltrán. El contenido es el siguiente: “Me ha prometido el viceconsejero de Medio Ambiente delante de I. González que nos ponen cita para hablar sobre el polideportivo que se va a hacer en Pozuelo con el alcalde. Según me han dicho va a ser impresionante y a día de hoy no tienen ningún compromiso y creo que tenemos buenos padrinos”.

Hay que tener en cuenta que el concurso para la gestión del polideportivo del Valle de las Cañas no se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid hasta el 1 de agosto de 2008. Por tanto, González y Beltrán estaban informando a Martín con siete meses de antelación.

Las puertas de la Alcaldía de Pozuelo se abrieron pronto para Martín. Y las conversaciones se iniciaron de forma fructífera. Tanto que, el 25 de febrero de 2008, el dueño de Preston & Child dio por cerrado el asunto. Ese día, a las 20.42, escribió un mensaje a Sáez comunicándole las buenas noticias: “Gabri, ya he vuelto y tenemos el polideportivo del Valle de las Cañas en Pozuelo (quedó en que nos llamaba el concejal de Deportes, según el alcalde)”. El edil de Deportes es Ignacio Costa.

Pero las cosas terminan torciéndose. A finales de marzo, en el mismo correo en el que Martín le envía a Ingesport su factura de ese mes (tenía un fijo de 5.800 euros con independencia de las comisiones), el profesor de pádel reconvertido en conseguidor escribe un breve texto: “Os envío la factura correspondiente, con respecto a las demás entregas lo que más urge es Pozuelo”.

En las semanas siguientes, Sáez y Martín tienen varias discusiones. El presidente de Ingesport se queja de que Martín no cumple con su trabajo y que su contrato es muy “costoso” para la compañía. El dueño de Preston & Child responde indignado defendiendo su trabajo: “Yo no firmé para objetivos a corto plazo ni para hacer venta por puertas, yo tengo mis contactos y de ellos a medio plazo saldrán sus frutos”.

Pero Martín no se queda ahí. También aprovecha para culpar a Sáez del fracaso de algunas gestiones: “Te vuelvo a decir, Gabriel, que si hubiéramos cogido el Canal o cualquier otro polideportivo municipal que cogen otras empresas quizás no estaríamos así, si hubieras soltado lo que tenías que soltar”.

Hubo una visita: acudieron Martín y Sáez
A preguntas de este diario sobre las visitas de los representantes de Ingesport al Ayuntamiento de Pozuelo, un portavoz del Consistorio indicó textualmente lo siguiente: “Se produjo una visita de Ingesport al Valle de las Cañas a la que acudieron Gabriel Sáez, Oscar de los Ríos y Carlos Martín. Esto es un procedimiento habitual en el trámite de una adjudicación. También se han producido visitas de otras empresas”. Además, dicho portavoz añadió que al concurso público de adjudicación no se presentó finalmente Ingesport.

Más visitas, mucho antes del concurso
Además de la visita que admite el Ayuntamiento de Pozuelo, este diario tiene pruebas de que existió al menos otro encuentro entre Martín y Sepúlveda. Respecto a la explicación de que las visitas son habituales cuando hay un proceso de adjudicación en marcha, hay que recordar que el concurso no se convocó hasta medio año después de la visita a Pozuelo de los representantes de Ingesport.