Público
Público

Monitor remoto de glucosa de Medtronic recibe aprobación EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Susan Kelly

Medtronic Inc informó el miércolesque recibió la aprobación de los reguladores sanitarios deEstados Unidos para el primer monitor remoto de glucosa, el cualle permitirá a los padres de chicos diabéticos controlar elazúcar en sangre de sus hijos mientras duermen en otrahabitación.

Alrededor de tres de cada cuatro reacciones hipoglucémicasgraves, en las cuales el azúcar en sangre de una personadiabética disminuye a un nivel peligrosamente bajo, suceden porla noche.

Los padres de niños con diabetes suelen levantarse variasveces por noche para controlar si el azúcar de su hijo estádentro de los niveles normales.

El monitor de Medtronic tiene una alarma que alerta alcuidador sobre los cambios en la glucosa, ayuda a proteger deestos episodios de hipoglucemia graves, que pueden provocarconvulsiones o incluso un coma o la muerte.

Los padres y otros cuidadores pueden ver las tendencias dela glucosa de un niño -o un adulto-, y también información sobrela bomba de insulina, en el dispositivo, llamado mySentry RemoteGlucose Monitor, y tomar medidas para prevenir una reducciónmayor en el nivel de azúcar en sangre si es necesario opermanecer en la cama si todo está bien.

Britta Bushnell, cuyo hijo de 11 años Kaden Kessel fuediagnosticado con diabetes tipo 1 cuando tenía 2 años, solíalevantarse durante la noche para controlar el nivel de glucosade su pequeño.

La mujer cree que haber contado con un monitor como elactual podría haber evitado dos episodios de hipoglucemia quehicieron que Kaden perdiera temporalmente el uso de susextremidades y la capacidad de hablar.

La madre de Los Angeles recibió un monitor el verano pasadocomo parte del proceso de evaluación del dispositivo deMedtronic.

"Da un poco de tranquilidad por la noche, algo que es muydifícil de tener de otra manera", dijo Bushnell sobre eldispositivo.

Cuando Kaden crezca, el monitor será colocado junto a sucama, y lo despertará en caso de ser necesario, cuando ya estélisto para cuidar solo de sus necesidades de insulina. "Estopone la universidad en un lugar totalmente distinto para mí",destacó la mamá.

El monitor mySentry monitor, que cuesta unos 3.000 dólares,funciona con un sistema llamado MiniMed Paradigm Real-Time RevelSystem, una bomba de insulina con controlador continuo deglucosa en su interior.

Además de brindar lecturas del azúcar en sangre, eldispositivo otorga información sobre la vida útil de la bateríade la bomba de insulina, y la cantidad que queda de la hormona.

Alrededor de 3 millones de estadounidenses padecen diabetestipo 1, una enfermedad en la cual el sistema inmune destruye lascélulas del páncreas que producen insulina.

Los pacientes deben controlar sus niveles de azúcar ensangre e inyectarse por sí mismos la hormona a lo largo del díapara prevenir posibles complicaciones como ceguera, enfermedadcardíaca y renal.

Medtronic, fabricante líder de bombas de insulina ymonitores continuos de glucosa, está entre las empresas einvestigadores que trabajan en el desarrollo de un sistema depáncreas artificial que termine brindando dosis de insulinaautomáticamente.

La bomba de insulina más avanzada de la compañía, ParadigmVeo, incluye una característica de seguridad automatizadallamada "suspensión de baja glucosa" que cierra el flujo deinsulina cuando la glucosa cae mucho.

El dispositivo, conectado a los pacientes a través de unpequeño catéter debajo de la piel, se vende en 50 países fuerade Estados Unidos.

Recientemente, Medtronic recibió aprobación para comenzar unensayo clínico del dispositivo en Estados Unidos que incluirá aun mínimo de 285 pacientes de 20 lugares del país.

La empresa espera poder vender el producto en Estados Unidosen unos dos años y medio, dijo Greg Meehan, director general denegocios de monitores continuos de glucosa de Medtronic.

Medtronic también está buscando desarrollar una tecnología demonitoreo que pueda algún día funcionar en dispositivos de losconsumidores como teléfonos celulares, señaló Meehan.

"Este es el primer paso en lo que creemos que va a ser unacategoría importante de innovación para el cuidado de ladiabetes en el futuro", finalizó Meehan.