Público
Público

El 'monstruo' de California se declara inocente

La pareja acusada de secuestrar a una joven durante 18 años se declaró inocente a través de sus abogados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La pareja acusada de secuestrar a una niña de 11 años y mantenerla oculta en su patio durante 18 años se declaró inocente el viernes de una decena de acusaciones.

En tanto, la policía revisaba la casa de los secuestradores en búsqueda de pruebas relacionadas con los asesinatos de unas prostitutas en la década de 1990. Phillip Garrido, de 58 años, y su esposa, Nancy, se presentaron ante el Tribunal Superior del Condado de El Dorado para responder de 29 acusaciones criminales que incluyen secuestro con propósitos sexuales, obligar a un niño a cometer actos lascivos y violación.

Ninguno habló en el tribunal y sus declaraciones fueron presentadas por sus abogados. Garrido, un violador convicto que ha estado en prisión, no mostró emociones, pero su esposa mantuvo la cabeza baja y lloró.

En tanto, la policía se disculpó por no haber seguido una pista anónima en 2006 que pudo haberlos llevado a Jaycee Dugard, quien fue secuestrada cuando se dirigía a una parada de autobús cerca de su casa en el sur del lago Tahoe en 1991.

Las autoridades creen que la joven de 29 años pasó la mayoría de las últimas dos décadas viviendo en tiendas de campaña y cobertizos en el patio del raptor, acusado de tener dos hijas con ella.

La policía se disculpó por no haber seguido una pista anónima en 2006

El viernes, la policía registró la casa de Garrido buscando pruebas que puedan vincularlo con las muertes de prostitutas ocurridas en 1990 en una zona próxima a su hogar, en el suburbio de Antioch del área de la bahía de San Francisco. Unas 10 prostitutas murieron en la zona industrial donde Garrido trabajaba entonces, informó el diario San Francisco Chronicle.

El comisario de Contra Costa, Warren Rupf, reconoció que un vecino de Garrido llamó a la policía en 2006 y afirmó que el raptor de Dugard era un 'psicótico' con adicciones sexuales que tenía niños viviendo en tiendas de campaña en su patio.

Cuando un agente fue a la casa, habló con Garrido en el patio delantero pero no entró en la propiedad, señaló Rupf, agregando que el policía ni siquiera estaba al tanto de que Garrido tenía antecedentes por delitos sexuales, aún cuando está incluido en una base de datos pública.

'Este no es un resultado aceptable', dijo Rupf. 'Como organización debimos ser más inquisitivos y curiosos, haber buscado bajo una piedra o dos'.

El caso recuerda el secuestro en 2002 de Elizabeth Smart, una adolescente que fue raptada a punta de navaja desde su dormitorio en Salt Lake City por un vagabundo autodenominado como profeta y su esposa.

'Debimos ser más inquisitivos y curiosos, haber buscado bajo una piedra o dos'

Smart vivió con la pareja durante nueve meses, parte de ese tiempo oculta en un campamento escondido en las montañas cercanas a la casa de la familia. El año pasado, el austriaco Joseph Fritzl fue arrestado por mantener a su hija durante dos décadas en su subterráneo y engendrar siete hijos con ella.

El hermano de Garrido dijo al San Francisco Chronicle que el hombre es inestable mentalmente, que tiene antecedentes de abusos de drogas y describió a su cuñada como una 'robot' bajo su control. Garrido, quien se jacta de poder 'hablar la lengua de los ángeles' en una bitácora digital llamada 'Voices Revealed', dio una entrevista de la prisión a la emisora KCRA de Sacramento.

'Realmente les va a sorprender. Lo que sucedió fue una historia poderosa', afirmó. 'Van a quedar totalmente impresionados'.