Público
Público

Monti camufla nuevos recortes por 11.600 millones con una bajada del IRPF a las rentas más bajas

El Gobierno tecnócrata aliviará la carga fiscal a las rentas más bajas y subirá el IVA en 2013 la mitad de lo previsto. A cambio llega un nuevo hachazo a la Sanidad, a los discapacitados y a los funcionarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un consejo de ministros de ocho horas y más recortes para los italianos. El Gobierno tecnócrata de Mario Monti anunció la pasada madrugada una nueva fase de la ley de Estabilidad presupuestaria en la que se dará un hachazo de 11.600 millones al sistema social. La Sanidad, los ayuntamientos y los trabajadores del sector público, serán los máximos damnificados por esta revisión que, sin embargo, aliviará levemente la carga fiscal para las rentas más bajas.

'Hoy podemos comprobar que la disciplina presupuestaria da resultados es positiva. Podemos permitirnos un moderado alivio. Esperamos que los italianos sean capaces de ver que esto no es un nuevo volantazo en la ley de estabilidad, sino que la ruta iniciada tiene un sentido' dijo Monti en una rueda de prensa de madrugada para celebrar esa rebaja de un punto en el IRPF. La medida afectará al tramo de renta de hasta 15.000 euros anuales que será tasado al 22% en lugar del 23% de ahora, y al de 28.000 euros anuales, que pasa del 28% al 27%.

Asimismo, el Ejecutivo del exconsejero de Goldman Sachs en Europa reducirá la subida del IVA que había previsto para julio 2013. El aumento será de un punto en lugar de dos, por lo que el tramo reducido pasará del 10% al 11% y el tramo general del 21% al 22%. 

Para ello, Italia, cuyas previsiones de crecimiento se colocarán en el -2,3% en 2012 según el Fondo Monetario Internacional, deberá sufrir aún nuevos tijeretazos en las cuentas públicas. El objetivo de Monti es reducir el gasto en 11.600 millones más. Para ello, rebajará la inversión de la administración en 3.500 millones.

El resto del presupuesto se cuadrará con la reducción del gasto en fármacos, equipamiento médico e instalaciones sanitarias; congelando el sueldo de los funcionarios hasta 2014 y eliminando la paga extra de verano hasta 2015; o tasando con el IRPF las pensiones de veteranos de guerra y discapacitados que superen los 15.000 euros al año.

El tecnócrata prometió anoche aumentar un 3% el presupueto de las universidades públicas  En total, se calcula que los recortes en Sanidad valdrán 1.500 millones, mientras que los ayuntamientos y entes locales verán cómo sus recursos se reducen otros 1.000 millones de euros. El Ejecutivo espera también que la introducción de la nueva Tasa Tobin a las transacciones financieras acordada ayer proporcione una buena cantidad de ingresos.

Lo que de verdad puede afectar positivamente son los planes de Monti para la Educación. El tecnócrata prometió anoche aumentar un 3% el presupueto de las universidades públicas y un 4% los departamentos de investigación, una medida que, en plena crisis, parece una verdadera apuesta por tratar de salvar el futuro del país. El gran agujero negro, una vez más, es la aplicación del IBI a la Iglesia.

De momento sólo entra enfase de estudio, hecho contradictorio porque por ley, el Vaticano está obligado a pagar una tasa por todos los locales que no estén única y exclusivamente dedicados al culto religioso.

Asimismo, el Gobierno de Monti llegó a un acuerdo para reformar el Artículo V de la Constitución italiana con el fin de reorganizar la estructura del Estado y permitir una mayor centralización del gasto y control presupuestario sobre los gobiernos regionales.