Público
Público

Montilla afirma que cuesta ver concretada en la práctica la lealtad del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Generalitat, José Montilla, afirma en una entrevista que el desarrollo del Estatut "no forma parte" de las prioridades del Gobierno y cree que éste debería, "al menos", mostrar "una lealtad institucional que cuesta ver concretada".

En una entrevista que hoy publica El Periódico de Catalunya, recogida por Efe, el presidente catalán repasa la situación actual, especialmente la crisis económica y el desarrollo del Estatut.

José Montilla esta "moderadamente" satisfecho del desarrollo del Estatut porque, aunque se ha comenzado a desplegar, no se hace al ritmo que desearían.

El desarrollo del Estatut, afirma, "no forma parte de sus prioridades -del Gobierno central-. Pero al menos debería demostrar lealtad institucional y diligencia".

Montilla reclama al ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "lealtad institucional y diligencia" y considera que en las manifestaciones del Gobierno "hay un compromiso de lealtad, pero luego cuesta verla concretada en la práctica".

En cuanto a la financiación autonómica, el presidente catalán tiene "la palabra" de Zapatero de que habrá acuerdo antes de fin de año, aunque reconoce que no tiene un aval. "Tengo su palabra, que espero que cumplan", afirma.

Al ser preguntado sobre la presión que puede ejercer el PSC asegura: "El deber de los diputados del PSC en el Congreso y de los senadores es, por encima de todo, defender los intereses de Cataluña. Y bajo la disciplina del PSC".

En cuanto a la crisis económica, a pesar de que se muestra seguro y confiado en que "saldremos bien", advierte: "aún no hemos tocado fondo. El 2009 será peor que el 2008. Es necesario decirlo y reconocerlo. Esta es la primera crisis de la economía globalizada. Nunca habíamos vivido una igual".

El presidente catalán reconoce que la capacidad de actuación de la Generalitat es "limitada, pero tenemos capacidad", antes de enumerar las ayudas otorgadas a las empresas y a las familias y la inversión pública de 6.000 millones prevista para 2009.