Público
Público

Montilla da 48 horas a ERC para aceptarla financiación

 La Generalitat dará el sí a Moncloa el lunes. Zapatero asegura que todas las comunidades ganarán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hasta el lunes. Pase lo que pase con Esquerra, José Montilla ha decidido dar ese día el sí de la Generalitat a la propuesta de financiación autonómica del Gobierno, cuyos principios acordó el conseller de Economía Antoni Castells, del PSC, con la vicepresidenta Elena Salgado. Así las cosas sólo un no de ERC aguaría en parte la fiesta a José Luis Rodríguez Zapatero, que verá resuelto el sudoku. Las comunidades del PP se opondrán formalmente al acuerdo , pero aceptarán en la práctica el dinero adicional que les dé el Gobierno.

El esbozo del modelo y sus cifras ya gustan al PSC y a ICV-EUiA. Falta que ERC, que según sus socios erró con la 'temeridad' de poner precio al sí (3.800 millones más por año), ceda o rompa la baraja. O que Castells arranque en unas horas algo más al Gobierno para que el tripartito siga unido, facilitando de paso las cosas a Zapatero en las Cortes. Sabedor de la posición de ERC, el conseller se cuidó ayer de no dar nada por hecho. A las nueve de la mañana desmintió el pacto y dejó claro que dilatará la negociación, también para esperar por ERC y porque Montilla 'marca los tiempos'.

Castells se reunió a mediodía con el líder de ERC, Joan Puigcercós, y le pidió un 'sí global' que permitiera una negociación 'amable' con Salgado. Pero Puigcercós no cedió y forzó a sus compañeros de viaje a dejarlo todo en el aire pese a que asume que la paciencia de Montilla tiene caducidad.

Las cifras ofrecidas mejoran mucho las anteriores (Pedro Solbes ponía 1.200 millones el primer año y 2.000 el tercero, con el modelo a pleno rendimiento) y de ahí que Salgado no esté, según el Gobierno, en disposición de moverse 'demasiado' para ayudar a Montilla a contar con ERC.

Según pudo saber Público, Castells volvió el jueves por la noche a Barcelona en el último puente aéreo con un sistema que el primer año reportará más de 2.000 millones a Catalunya. A pleno rendimiento no estará hasta el cuarto (la idea inicial era el tercero) y las arcas catalanas recibirán 3.100 millones más. Al margen, pactó una partida adicional de 400 millones actualizables para Mossos y cárceles, dos competencias exclusivas de Catalunya entre las autonomías de régimen común. Al total de 3.500 millones se añade el compromiso de que Catalunya no sólo no quede por debajo de la media estatal en recursos por cápita ahora está en el 94%, sino que la supere (102% para 2009 y 105,3% para 2012). De ahí que Puigcercós, que sitúa como 'irrenunciable' el 105%, no objete al modelo.

Ayer los teléfonos echaban humo. Con todo abierto, ERC reunió a su Permanente Nacional un órgano deliberativo con los principales cargos orgánicos e institucionales y, en una declaración muy medida tras una larga y tensa reunión, anunció, como sus socios, que la negociación sigue pero que hay avances. Reiteraron, eso sí, sus demandas y siguen en el no. Puigcercós acabó el día en el Palau donde, entrada la noche, tuvo una 'dura reunión'con Montilla y Castells,cuyos portavoces aún aseguraban que el tripartito 'decidirá unido dar el sí o el no'.

Para mañana, ERC ha convocado a su Ejecutiva controlada por Puigcercós y tomará una decisión que el Consejo Nacional ratificará el lunes. Si Castellsno consigue más, seguirán en la negativa 'con todas las consecuencias'. La más inmediata: la posibilidad de romper de nuevo el Govern y forzar un anticipo electoral.

Es el escenario de Puigcercós. Pero el partido no es monolítico. El frente institucional (que lidera Carod-Rovira) ve bien la propuesta y tiene claro que no puede pasar como con el Estatut, por más que ahora CiU esté en un no radical. Ayer Carod se fajó y consiguió suavizar reparos al pacto. Entre Puigcercós y Carod está el secretario general, Joan Ridao, que podría decantar la batalla.

Sin ser ajeno a la tensión catalana, Rodríguez Zapatero confirmó que el pacto está 'muy cerca' y afirmó que todos ganarán gracias a un modelo 'con vocación de permanencia', informa Ana Pardo de Vera. Zapatero aseguró que Catalunya y Andalucía salen muy bien paradas.

A su vez y fuera del foco, CiU y el PP catalán deploraron la 'nula coordinación' del tripartito y el 'fracaso' negociador.

Zapatero aseguró que el 15-J habría pacto. Y las partes entendieron que ese día se reuniría a autonomías y Gobierno en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para ratificar el modelo. El vicepresidente Menuel Chaves aventuró el miércoles que sería el 14.

Pero ayer la también vicepresidenta María Teresa Fernández De la Vega dijo que el 15. Quien debe convocar es la tercera vicepresidenta en discordia, Elena Salgado, que mañana enviará su propuesta detallada a las comunidades y la presentará ante la prensa. Ayer, fuentes de su departamento se desentendían con cajas destempladas del anuncio de su compañera de Gabinete. En cualquier caso, ayer por la tarde el Consejo no estaba convocado y, según Economía, hay que hacerlo 72 horas antes, sean o no estas laborables.