Público
Público

Montilla reivindica el valor del tripartito

El president exhibe gestión y avisa que la solera del autogobierno catalán le hace inmune al TC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tripartito sí tiene quien le reivindique: José Montilla. Ante las perennes dudas que la coalición genera tanto en el PSC como en ERC y los puyazos de la oposición, el president reivindicó los hechos y el espíritu de su Govern. Lo hizo en el mensaje institucional de fin año en TV3 y Catalunya Ràdio y no regateó los grandes asuntos del 2010, 'un año decisivo que marcará el futuro de una generación': la crisis, la sentencia del TC sobre el Estatut y la cita con las urnas de otoño. Ante los tres retos, una misma receta, 'unidad y tenacidad'.

El president evitó asuntos que han levantado ampollas recientes en su Govern, como las veguerías o el impuesto de Sucesiones. Otros como la Ley de Educación los mencionó de soslayo, quizás porque en su día tuvo la oposición de ICV-EUiA, la formación más comprometida con el Tripartito.

Pese a lo institucional del mensaje Montilla no evitó el ataque a CiU. En referencia a las elecciones de 2010 el president aseguró que habrá dos 'caminos'. El que, de la mano de los nacionalistas, pasa por 'pararse, retroceder o buscar falsos atajos' o bien mantener, con él como president, 'el horizonte que trazado y asegurar que una gran mayoría se compromete a trabajar para conseguirlo'. Así reiteraba su apuesta por la vía central, la del Estatut, dejando de lado apuestas soberanistas.

Entre sus logros enumeró el traspaso de Cercanías o el nuevo modelo de financiación, 'bueno, justo y solidario'. Esos éxitos le reafirman en que 'el progreso de Catalunya y el crecimiento de su capacidad de autogobierno dependen del Estatut'.

Montilla desveló que espera 'serenamente' el fallo del TC sobre el Estatut. Ante él habrá que permanecer juntos ('la unidad nos hará fuertes') pero sobre todo tener presente que la voluntad de autogobernarse de los catalanes, que vinculó al nacimiento de la Generalitat, hace 650 años, no depende de lo que decida el Alto Tribunal. 'Nuestra antigua y arraigada voluntad de autogobierno ni empieza ni acaba con una sentencia', afirmó.

El president recordó, por si hay que afrontar recortes, que Catalunya es 'una gran nación' capaz de superar 'todas las adversidades'. Volviendo a mirar al horizonte, expresó su 'convicción íntima' de que el camino iniciado por la izquierda en Catalunya con el Estatut 'es el mejor' pese a las dificultades.