Público
Público

Montilla y Mas no alcanzan acuerdo por sus discrepancias sobre el Ródano y Segre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Generalitat, José Montilla, y el presidente de CiU y jefe de la oposición, Artur Mas, no han alcanzado hoy un acuerdo sobre las medidas contra la sequía, al persistir sus discrepancias sobre el trasvase temporal del Segre que plantea el tripartito y el trasvase del Ródano que quiere CiU.

La hora y media de reunión en el Palau de la Generalitat no ha servido para alumbrar ni tan siquiera un principio de acuerdo entre gobierno y oposición, ya que persisten las diferencias tanto en las medidas a corto plazo, para evitar cortes en el suministro de agua, como en las soluciones estructurales, aunque Montilla y Mas se han emplazado a celebrar otra reunión próximamente.

En cuanto a las medidas inmediatas contra la sequía, Montilla no ha logrado convencer a Mas de que la única solución que garantizaría el suministro de agua al área metropolitana de Barcelona hasta la próxima primavera es el trasvase temporal del Segre.

Respecto a las soluciones estructurales, el presidente de la Generalitat ha rechazado la idea de Mas de acometer el trasvase del Ródano, ya que, según ha asegurado, las desalinizadoras que se están construyendo en territorio catalán proporcionarán en el futuro el mismo volumen de agua que aportaría el río desde Francia.

En la reunión, definida como "larga y densa" por Mas, el líder de CiU ha planteado a Montilla cuatro condiciones para el acuerdo: que el gobierno tripartito se exprese con una sola voz y no discrepen entre sí PSC, ERC e ICV-EUiA, que las medidas que se tomen cuenten con el consenso de los territorios afectados, que entre las acciones a corto plazo no se incluya trasvasar agua del Segre y que se contemple como solución a largo plazo el trasvase del Ródano.

Mas no sólo ha calificado de "animalada" trasvasar agua del Segre, sino que además ha recordado que la oposición del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hace imposible pensar en este proyecto.

El presidente de CiU se ha mostrado dispuesto a "dar cobertura" a algunas de las medidas puntuales planteadas por Montilla, siempre que se atiendan las exigencias de la federación nacionalista.

Además, ha propuesto bombear hacia el embalse de La Baells el agua acumulada en las minas de carbón de Fígols, una opción que sin embargo la Generalitat considera muy insuficiente.

Mas, que no ha pedido a Montilla destituir al conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, ha destacado el "espíritu constructivo" con el que ha acudido a la reunión, contrapuesto a la "demagogia y el partidismo" del que a su juicio hicieron gala las formaciones que hoy integran el gobierno catalán cuando estaban en la oposición.

Montilla, que de manera excepcional ha querido salir él mismo a explicar su versión de la reunión, ha dado su visto bueno dos de las condiciones de Mas, al garantizar acuerdos territoriales y el consenso del tripartito en materia de agua.

En cambio, ha rechazado la propuesta del Ródano y ha explicado que como acciones estructurales para solucionar el problema de la escasez de agua ya se están construyendo y ampliando desalinizadoras que abastecerán en el futuro con la misma cantidad de agua que lo haría el río francés.

El argumento no ha convencido a Mas, que, pese a ver las desalinizadoras como una solución "intermedia", ha dicho que sus grandes costes de funcionamiento y consumo de energía eléctrica las convierten en una opción demasiado cara para ser la solución definitiva.

En cuanto a las medidas más a corto plazo para garantizar el suministro de agua en el área de Barcelona a partir del próximo otoño, Montilla ha dicho que su gobierno estudia varias alternativas para traer agua de otras cuencas a la del Ter-Llobregat.

Sobre el Segre, ha asegurado estar "absolutamente de acuerdo con Mas en que no es la mejor opción coger agua de la cabecera de un río", pero ha puntualizado que esta medida, que requeriría la autorización del Gobierno español y de las Cortes, sería "una solución de emergencia, no para traer agua de forma continua, sino una aportación de agua concreta durante un periodo muy concreto".