Público
Público

Montmeló acepta albergar los entrenamientos si se suspenden en Bahrein

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director del Circuito de Cataluña, Salvador Servià, ha anunciado esta mañana que el trazado catalán acepta acoger los últimos entrenamientos de la temporada, que debían celebrarse en Bahrein pero que peligran por la situación de ese país, como le han propuesto los equipos de la Formula Uno.

Las tensiones sociales que vive la pequeña isla del Golfo Pérsico, donde las revueltas pretenden derrocar el régimen, han puesto en alerta a los organizadores del mundial de Fórmula Uno, así como a los equipos, que han trasladado a los responsables del Circuito de Barcelona la idea de albergar los últimos entrenamientos.

Inicialmente, Bahrein debía organizar la carrera inaugural del mundial y cuatro días de entrenamientos una semana antes, actos que a día de hoy parece que van a ser suspendidos.

De entrada, los equipos han previsto una reunión en Barcelona esta tarde a las 18.00 horas, en lugar de las 11.00 como inicialmente estaba prevista, para tratar el cambio de sede de los entrenamientos.

El lunes o martes está previsto que la FIA se decante finalmente por suspender la primera prueba del mundial y, entre permutar la carrera con la de Abu Dabi o arrancar directamente en la segunda cita, en Australia, se espera que se opte por la segunda opción.

Para el nuevo responsable del Circuito de Cataluña, en el cargo desde hace unas semanas tras el adiós de Ramon Praderas, la opción de Barcelona para albergar los últimos entrenamientos es factible. "A pesar de que tenemos un calendario ocupado por particulares y otras actividades", ha dicho.

"La Fórmula Uno es nuestro cliente más importante y, después de la reunión de esta tarde, cuando decidan qué fechas desean tener, ajustaremos el calendario", ha señalado hoy Servià, quien ha adelantado que los equipos han solicitado cuatro días de entrenamientos en el Circuito de Cataluña.

"Estamos abiertos a las necesidades de la F1. Si pasa algo, aquí encontraremos una solución. Lo resolveremos porque es muy importante para el Circuito de Cataluña tener actividad de la F1. Aún no está confirmada la anulación y los constructores aún no nos han hablado de qué fechas necesitan", ha informado Servià desde la Moreneta, sede del trazado de Montmeló.

Servià ha señalado que las exigencias de las escuderías para que Barcelona albergue los últimos entrenamientos contemplan el período que va desde el próximo lunes día 21 de febrero al 7 de marzo.

"De la carrera no estamos hablando, aunque si se anulase la actividad de Bahrein sería la prueba y los entrenamientos. La carrera anulada no tiene alternativa, aunque si pudiésemos hacer dos carreras aquí, ahora mismo me pondría una camisa de comisario, si hace falta. Pero técnicamente es imposible", ha añadido.

"Espero que económicamente nos compense. Pero al margen de la economía, después de que un equipo de F1 puede pagar más dinero, estamos hablando de interés del circuito de dar un servicio a nuestros mejores clientes y de reforzarnos de cara a la venta de entradas, ha deseado.