Público
Público

En Montmeló, con la vista en Japón

Los pilotos no quieren correr la prueba nipona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con Dani Pedrosa fuera de concurso; Marco Simoncelli escoltado y pendiente de la reacción de Montmeló tras su incidente en Le Mans con el piloto catalán y el statu quo por ahora inalterable, los pilotos de MotoGP miran al cielo y también hacia Japón. Les preocupan las condiciones metereológicas que condicionarán los ensayos de hoy y la carrera de mañana amenaza lluvia, y no menos los niveles de radiación de Sendai, cuna del circuito de Motegui, donde competirán el 2 de octubre.

Eso sí, como pretenden, los pilotos no consiguen que la comisión de seguridad cancele el Gran Premio japonés. 'Nadie quiere ir a Japón', aseveró ayer Valentino Rossi. 'Y yo estoy de acuerdo, pero se necesitaría el consenso de todo el mundo para que se cancele el GP', añadió el italiano, consciente de que la comisión de seguridad, que ayer consultó con varios pilotos, deberá decidir antes del 31 de julio.

Los pilotos dicen que temen por su salud. 'Yo no me siento seguro yendo allí. Luego estaré 20 años preguntándome si me afectó o afectará a mis hijos', esgrimió Lorenzo. 'La situación no es clara y la gente tiene miedo', corroboró Rossi. Un estudio de la Universidad de Tohoku, sin embargo, señala que el nivel de radiación de Sendai, a 1 de mayo, era de 0,081 Sv/h, inferior al de Madrid (0,19) y al de Roma, la capital más contaminada con 0,25.