Publicado: 07.04.2014 15:59 |Actualizado: 07.04.2014 15:59

Montoro anuncia incentivos en el IRPF e impuestos más bajos para las empresas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado que el Gobierno aprobará nuevos incentivos fiscales en el IRPF en línea con la deducción de 100 euros mensuales por el cuidado de hijos menores de tres años, lo que se conoce como IRPF negativo, que introdujo el anterior ejecutivo del PP cuando Montoro también era titular de la cartera de Hacienda.

"No renuncio a un impuesto nuevo, diferente, un impuesto negativo en renta para mujeres trabajadoras que vuelvan al trabajo después de tener un hijo, como hicimos en su momento. Somos el único país que lo hizo y ahora estamos en condiciones de volver a intentar introducir elementos muy significativos en el sistema tributario", ha afirmado Montoro durante su participación en unas jornadas fiscales organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y PwC.

Montoro ha asegurado que la reforma fiscal podría "progresar en experiencias" como el impuesto negativo de la renta para madres trabajadoras, ya en vigor. Más tarde, ante una cierta confusión creada sobre la novedad de la medida, el ministro ha aclarado que el impuesto negativo para madres "ya está vigente" y que "el anuncio que he hecho hoy no es tal, lo siento". "Yo alguna vez dije si no sería mejor quitar un incentivo de estos para volverlo a poner y que vuelva a ser noticia", ha bromeado Montoro.

De lo que se trata, ha dicho, es de "aprender de esas experiencias para seguir progresando en esas experiencias". Montoro ha recordado que España es el único país con impuesto negativo sobre la renta y que ese beneficio "feminista" para las madres fue él mismo quien lo introdujo en 2003, cuando estaba en el gobierno de José María Aznar (1996-2004).

Además, ha adelantado, como hiciera esta mañana el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que bajará el tipo nominal del Impuesto de Sociedades, el que pagan las empresas por sus beneficios, para que se acerque a niveles "más realistas y acordes" y para mejorar la capacidad de competir del país. Actualmente, el tipo nominal del Impuesto de Sociedades se sitúa en el 30% para las grandes empresas y en el 25% para las pymes. En el informe de los expertos, el equipo presidio por Manuel Lagares proponía unificar ambos tipos en un 25% en una primera fase para bajar ese tipo único al 20% en una segunda fase. Algunos estudios señalan que, una vez aplicadas las deducciones, el gravamen efectivo que pagan las empresas en Sociedades ronda entre el 10% y el 4%.

Según el ministro, la reforma fiscal se podrá afrontar en las próximas semanas con un "razonable grado de optimismo" y de manera "estructural", con el primer objetivo de favorecer la competitividad. En el caso del IRPF, ha asegurado que se procurará seguir reduciendo la fiscalidad del trabajo, y que se reducirá este tributo para todos los contribuyentes, pero en términos de equidad. La idea es que un umbral importante de contribuyentes quede fuera de este impuesto, ha dicho.

En el caso del IVA, Montoro ha recordado que "la subida ya está hecha, y está siendo eficaz ahora".

En el mismo sentido se ha manifestado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,  durante la clausura de la Asamblea Anual de Socios del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), al referirse a la reforma fiscal. Rajoy ha asegurado que el IVA "no se va a subir más", aunque sí se recaudará más por este impuesto gracias al incremento del consumo como consecuencia de la mejora de la economía. El presidente del Gobierno ha avanzado que la reforma fiscal que se aprobará en un plazo de tres meses rebajará los tipos del Impuesto de Sociedades y mantendrá las deducciones por reinversión de beneficios y por I+D+i, en contra de los propuesto por la comisión de expertos, que pedía la supresión de estos incentivos.

"No es un objetivo a corto plazo, la rebaja de impuestos se prolongará durante varios años", ha asegurado Rajoy, dejando así claro que la reforma fiscal entrará en vigor de manera escalonada en los próximos ejercicios, de forma acompasada a la reducción del déficit público.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que España "va a seguir cumpliendo los objetivos de déficit y lo puede hacer sin tener que subir impuestos y sin hacer mayores recortes que los que ya se han hecho". Durante la clausura de la Asamblea Anual de Socios del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Rajoy ha dicho que ello es posible porque la recuperación económica ya está permitiendo aumentar la recaudación tributaria.

Además, ha argumentado que la relajación de la prima de riesgo ya ha permitido reducir el pago de intereses en 8.500 millones de euros por debajo de lo presupuestado en 2013, y que este ahorro continuará en 2014.

Por otro lado, el presidente del Gobierno ha hecho hincapié en que hay reformas estructurales que "llevan su tiempo" y que también permitirán ahondar en la reducción del déficit público, como las de la administración autonómica y local. De hecho, ha señalado que los ajustes en el sector público permitirán ahorrar hasta 2015 unos 28.000 millones de euros. Así pues, aunque el déficit público se situó al cierre de 2013 en el 6,62% del PIB, por encima del 6,5% previsto, Rajoy ha dado por cumplido el objetivo y ha dicho que "vamos a seguir cumpliéndolo".