Público
Público

Montoro asegura que el impuesto catalán a la banca es inconstitucional

"Un gobierno en funciones no tienen legitimidad para crear nuevos impuestos", dice el ministro de Hacienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado que la Generalitat de Cataluña no puede crear por decreto un impuesto sobre los depósitos bancarios con carácter retroactivo a 30 de noviembre, como ha anunciado el gobierno catalán, porque sería inconstitucional. En declaraciones a los medios en los pasillos del Senado, Montoro ha explicado que 'la Constitución ampara que no se pueden adoptar decisiones que mermen la capacidad económica de los sujetos pasivos y que supongan una restricción de derechos por la vía del decreto ley'. 'Jamás en España se ha creado un impuesto por decreto', ha asegurado como primer argumento para dejar claro que la valoración del Gobierno hacia el desafío de la Generalitat es 'muy crítica'.

Otra cuestión que, según ha asegurado, 'invalida' la decisión del gobierno de Cataluña es su carácter retroactivo. Según ha recordado, la Generalitat plantea que este impuesto esté en vigor todo el mes de diciembre, un mes antes que el impuesto sobre los depósitos a tipo cero que prepara el Gobierno y que entraría en vigor el 1 de enero de 2013, según el ministro de Hacienda. 'La retroactividad no se puede hacer por real decreto ley. La Generalitat trata de que su decreto esté vigente antes de que la legislación estatal anule las legislaciones autonómicas en esta materia', ha añadido.

Por último, Montoro ha señalado que la tercera razón que deja fuera de juego a la Generalitat es que 'un gobierno en funciones no tienen legitimidad para crear nuevos impuestos'. Por todo ello, el ministro de Hacienda ha indicado que se trata de un 'anuncio inoportuno y acción política no conveniente a desarrollar', ante el que 'la reacción del Gobierno será muy contraria'.

Antes de finalizar, Montoro ha recordado que Cataluña tiene un plan económico financiero aprobado en el Consejo General del Poder Judicial (CPFF) que tiene un desarrollo por delante' y ha señalado que, por tanto, no se deberían introducir 'nuevos elementos que lo que hagan sea distorsionar el comportamiento de agentes económicos'.

Previamente, Montoro había señalado en una pregunta durante la sesión de control del Gobierno en la Cámara Alta que se está estudiando una 'compensación' para las comunidades autónomas que ya tuvieran en vigor el tributo sobre los depósitos cuando se implante el impuesto a nivel nacional con tipo cero. Asimismo, avisó, en clara alusión a Cataluña, que los que no lo tuvieran en vigor para entonces no recibirían compensación alguna, dando un portazo a la posibilidad de que Cataluña pudiera reclamar los ingresos por un tributo creado a nivel autonómico con carácter retroactivo.

Tampoco le gusta a la banca

La Asociación Española de la Banca (AEB) ha señalado que el impuesto sobre los depósitos bancarios que ha anunciado este martes la Generalitat de Cataluña desincentiva el ahorro, encarece el crédito y 'fragmenta la unidad del mercado financiero español'. La patronal bancaria ha insistido en su postura de rechazo ya expresada tras el anuncio de impuestos del mismo tipo en Andalucía y Extremadura, al aplicarse en ámbitos territoriales específicos y no en todo el país. Ha añadido que el nuevo impuesto 'parece contradictorio con las ayudas públicas que se están otorgando a determinadas entidades financieras', y afectará a la distribución de los depósitos y de la actividad financiera en el país.

La Generalitat pretende captar 500 millones anuales con el nuevo impuesto, impide que las entidades bancarias carguen sobre los clientes el coste de este gravamen, y prevé bonificaciones para oficinas en núcleos de poca población o por la aplicación de obra social.