Publicado: 07.11.2013 11:26 |Actualizado: 07.11.2013 11:26

Montoro dice a las farmacias catalanas que "pronto" van a cobrar

Las cerca de 3.100 oficinas que existen en Catalunya cierran sus puertas durante esta mañana para reclamar los 309 millones de euros que les debe la Administración.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Monoro, ha insistido en la disposición del Gobierno de pagar a todos los proveedores que tienen facturas pendientes con cualquier administración. "En concreto, con Catalunya", ha dicho, tras pedir al Gobierno de la Generalitat que explique a los catalanes que ellos no pueden acudir a los mercados y que les va a suplir el Estado.

"Los proveedores tienen que tener la seguridad, las farmacias también, de que pronto van a cobrar", ha señalado el ministro, tras recordar que el Estado no utilizará los impuestos que pagan los españoles, sino la capacidad que tiene la administración central para financiarse en los mercados y que no tienen algunas comunidades.

Esto, ha explicado, pasa en Catalunya, pero también en otras regiones como el País Valencià, Andalucía, Murcia, Baleares o Castilla-La Mancha, entre otras. En este sentido, Montoro ha asegurado que los problemas de estas regiones son los problemas del Estado y nunca se traducirán en el impago de las facturas. Asimismo, Montoro ha anunciado que este jueves la Comisión Delegada de Asuntos Económicos aprobará el tercer y último plan de proveedores para su remisión al Consejo de Ministros.

Las cerca de 3.100 farmacias que existen en Catalunya cierran sus puertas durante la mañana de este jueves, desde la 9.00 y hasta las 13.30 horas, para pedirle al Gobierno que apruebe en el próximo Consejo de Ministros el pago de los 309 millones de euros que recoge el Plan ICO Proveedores, y que representan tres de las cuatro mensualidades que les adeuda el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut).

Se trata del segundo cierre en la historia de las boticas catalanas, después del decretado en octubre de 2012, también por los retrasos que experimentan en el pago de la factura farmacéutica, aunque cerca del 10% de los establecimientos permanecerá abierto como parte de los servicios mínimos —iguales a las guardias de un festivo—.