Publicado: 30.12.2013 13:43 |Actualizado: 30.12.2013 13:43

Montoro sigue sin controlar las cuentas del Estado

El Estado registró un déficit del 3,96% del PIB hastra noviembre, por encima del objetivo comprometido con Bruselas del 3,8% para todo el año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Estado registró un déficit en términos de contabilidad nacional de 40.606 millones de euros hasta el mes de noviembre, lo que supone el 3,96% del PIB,  (desde el 3,61% y por encima del objetivo del 3,8% para todo el año pactado con la Comisión Europea), debido fundamentalmente al incremento del gasto en intereses y a las mayores transferencias a las administraciones de la Seguridad Social, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Hacienda.

Este resultado es consecuencia de unos ingresos no financieros que se situaron a finales de noviembre en 111.099 millones de euros, lo que representa un incremento del 6,1% respecto al mismo periodo de 2012, debido sobre todo al aumento de los ingresos impositivos, que pasan de 62.306 millones en 2012 a 89.533 millones hasta noviembre. No obstante, Hacienda aclara que la comparación está "distorsionada" porque los ingresos impositivos del Estado en 2012 fueron "anormalmente bajos" por la liquidación de la financiación autonómica, cuyo resultado fue favorable a las comunidades.

Por su parte, los gastos no financieros sumaron en los once primeros meses del año 151.705 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,8% respecto al mismo periodo del año anterior, como consecuencia principalmente del aumento de los gastos financieros y de las transferencias a la Seguridad Social, que crecen un 15% y un 24,9%, respectivamente. La remuneración de asalariados ha supuesto un gasto de 16.747 millones, el 2,6 % menos que un año antes.

Para el conjunto de las administraciones públicas (Estado, autonomías,  y Seguridad Social, pero sin datos aún de los ayuntamientos), el déficit se situó en el 4,87% hasta octubre, frente al 4,8% registrado hasta septiembre, dijo el lunes el Ministerio de Hacienda. Esta cifra de déficit, que excluye las ayudas a la banca y no tiene en cuenta todavía el superávit previsto para las corporaciones locales, parece alinearse con el compromiso español de acabar el año con un déficit público del 6,5%.

De momento, las administraciones disponen de un margen de cerca de 20.000 millones para cuadrar las cuentas según lo comprometido con Bruselas. Hasta octubre, la Administración central, descontando la ayuda financiera, tenía un déficit del 3,54% del PIB (si se suma el resto de los organismos estatales, se llega al 3,61% del PIB). Por su parte, las comunidades autónomas anotaron un déficit en contabilidad nacional del 1,12% del PIB (el objetivo para todo el año es del 1,3%), mientras que la Seguridad Social acumuló un déficit de 2.200 millones, el 0,21% del PIB (la previsión de cierre es del 1,4%). El dato no incluye la cifra de las corporaciones locales, que se incorporará más adelante, y de las que se prevé que terminen en equilibrio.

Todas las comunidades cerraron los diez primeros meses con déficit, salvo La Rioja, que consiguió acabar en equilibrio. Las comunidades con más déficit fueron Navarra (-2,12%), Murcia (-2,05%), Cataluña (-1,60%), Aragón (-1,38%) y Comunidad Valenciana (1,35%), todas por encima del objetivo medio del 1,3%, aunque este año hay objetivos diferenciados para cada región. A continuación se situaron Madrid (-1,11%), Castilla-La Mancha (-1,10%), Andalucía (-1,02%), Galicia (-0,96%), País Vasco (-0,89%) y Cantabria (-0,65%). Las que menos déficit registraron, además de La Rioja, fueron Castilla y León (-0,62%), Extremadura (-0,50%), Canarias (-0,44%), Baleares (-0,30%) y Asturias (-0,16%).

La secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, ha explicado que Hacienda tiene "margen" para cumplir el objetivo de déficit, en parte gracias al "comportamiento superavitario" de las corporaciones locales. Fernández ha considerado muy positivos los datos del déficit, tanto individuales como consolidados, en términos de contabilidad nacional, que ha hecho públicos el Ministerio.

Fernández Currás ha dejado claro que "el gasto público se está conteniendo en todas las administraciones públicas", y ha insistido en el poco incremento de octubre, "que es un mes significativo desde el punto de vista del gasto ya que todas estas administraciones públicas están disciplinándose y acelerando la ejecución presupuestaria de cara al cierre del ejercicio".

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un saldo positivo de 943 millones de euros a 30 de noviembre de 2013 (equivalente al 0,09% del PIB), frente a 2.756,95 millones de euros obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo.  Este saldo positivo es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 112.433,98 millones de euros, que aumentan un 2,77% y unas obligaciones reconocidas de 111.490,98 millones de euros, que crecen en un 4,54% en relación al mismo periodo del año anterior. Los gastos pendientes de imputación presupuestaria a esta fecha alcanzarían un importe aproximado de 686 millones de euros.

La nómina mensual de las pensiones alcanza los 7.900 millones de euros por lo que este saldo, aunque positivo, resultó insuficiente para hacer frente al pago de las pensiones de diciembre. Por este motivo, según el Ministerio de Fátima Báñez, ha sido preciso disponer de efectivo del Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

El crecimiento de los ingresos a noviembre de 2013 se explica fundamentalmente por el incremento de las transferencias recibidas del Estado, por importe de 15.269,84 millones de euros, un 98,28% respecto al total presupuestado. Por su parte,  las cotizaciones sociales representan 90.110,85 millones, con una disminución de 2,78 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior.

Las prestaciones económicas a familias e instituciones totalizaron 104.042,51 millones de euros, cifra que representa un 93,32% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 99.287,35 millones de euros corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual del 3,94%.