Público
Público

Montull reduce a un mero error administrativo que ocultaran que el proyecto era privado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex responsable del Palau de la Música Jordi Montull ha reducido hoy a un mero error administrativo que no hicieran constar en ningún expediente la cesión a un privado del proyecto del hotel de lujo y ha señalado que no lo comunicaron directamente a la administración al no dar importancia al cambio.

Así lo ha señalado hoy ante los periodistas el abogado de Montull, Jordi Pina, después de que su cliente haya declarado durante unas dos horas como imputado por los delitos de prevaricación y falsedad documental ante la juez Míriam de Rosa Palacio, que investiga las supuestas irregularidades en este proyecto.

Al término de su declaración, Montull ha evitado a los periodistas, ante los que tan sólo ha comentado que la sesión había ido bien y que el fiscal le había enseñado una gran cantidad de documentación.

Según Pina, Montull ha declarado ante la juez que expresamente no comunicó a la administración el cambio de titularidad de los solares donde se tenía que construir el hotel de lujo -justo al lado del Palau de la Música-, porque entonces no lo consideró relevante.

En este sentido, el imputado ha justificado que en la tramitación del proyecto se mantuviera siempre que la titularidad era del Palau -y no del promotor privado Olivia Hoteles- porque así se hizo constar en los primeros documentos, cuando la Fundación del Palau todavía no había cedido el solar, y no creyeron necesario modificar los expedientes para notificarlo.

Por todo ello, según Pina, Montull está ahora molesto porque considera que se le ha imputado por un mero error administrativo cuando su actuación en este proceso fue "incólume y nada delictiva".

Según han señalado fuentes judiciales, en su declaración ante la juez, Montull ha asegurado que fue el arquitecto Carles Díaz -que ha comparecido justo después de él-, quien le entregó el documento manuscrito que establece una hoja de ruta entre los gestores del Palau y la cúpula de Urbanismo de Barcelona para sacar adelante el proyecto sin darle publicidad.

Dicho documento, fechado el 2 de marzo de 2006 -precisamente seis días antes de la firma del primer convenio entre el Departamento de Economía y el Palau de la Música para la permuta de usos urbanísticos que facilitara la construcción del hotel-, establece que el teniente de alcalde Ramon García-Bragado y el ex gerente de alcalde Ramon Massaguer habían quedado en que el proyecto debía llevarse a cabo "sin publicidad" y que el anterior gestor del Palau Felix Millet debía ganarse, gracias a su ascendente social, el apoyo de todos los partidos.

Además, Montull ha admitido que envió un correo electrónico a García-Bragado para tratar del proyecto hotelero, pese a que éste ya había abandonado su responsabilidades en el área de Urbanismo en Barcelona para recalar temporalmente en presidencia de la Generalitat -desde donde regresó al ayuntamiento como responsable máximo de Urbanismo-.

A diferencia de Millet -que pocos minutos antes había señalado ante la juez que él no se ocupaba del proceso-, Montull ha puntualizado que el ex presidente del Palau sí que estuvo siempre al corriente de la tramitación urbanística del proyecto hotelero.