Público
Público

Moody's baja la nota a Grecia pero no espera una crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La agencia Moody's Investors Service rebajó el martes su calificación para la deuda de Grecia, pero tranquilizó algo a los mercados financieros al afirmar que el país está lejos de una crisis, lo que produjo una escalada de los bonos griegos y de las acciones bancarias.

La agencia de calificaciones de riesgo recortó su nota de Grecia a "A2", desde "A1", debido a su gigantesco déficit fiscal. Es la tercera rebaja de nota de Grecia por una agencia importante este mes; Fitch lo hizo a principios de diciembre y Standard & Poor's la siguió.

Moody's mantuvo su perspectiva "negativa" para Grecia, lo que implica que el país arriesga una nueva degradación. Las medidas gubernamentales anunciadas en las últimas semanas para frenar el déficit probablemente sean efectivas sólo parcialmente, explicó Moody's.

Sin embargo, la agencia también dejó claro que veía pocas posibilidades de una crisis financiera a corto plazo en el país y que, por el contrario, los riesgos son a largo plazo. Su rebaja fue menor que la de dos grados que temía el mercado, aunque su nueva calificación está todavía dos escalones por sobre el "BBB+" asignado por Fitch y S&P.

"La nueva calificación de Grecia de A2 equilibra por un lado los riesgos de la limitada liquidez a corto plazo del Gobierno griego, con sus riesgos de solvencia en medio y largo plazo por el otro", dijo Sarah Carlson, analista líder de deuda soberana de Moody's para Grecia.

La medida fue un alivio para los inversores, a quienes preocupaba que los problemas de deuda de Grecia pudieran evitarse al final con créditos en el mercado de bonos.

La Unión Europea podría entonces verse obligada a un caro rescate del país, lo que perjudicaría la confianza en el precio del euro y los activos europeos en general.

MERCADOS

Las acciones bancarias griegas, que se habían desplomado más del 35 por ciento desde mediados de octubre, repuntaban un 4,6 por ciento el martes.

La prima de los bonos del Gobierno griego a 10 años respecto a los referenciales alemanes Bunds se ajustaba fuertemente a 246 puntos base, desde 280, aunque seguía muy alta comparada con la mayoría de los países de la zona euro, que se sitúan bajo los 100 puntos.

Justin Knight, estratega de mercado de UBS, dijo que había espacio para que los diferenciales de los bonos griegos se estrecharan aún más, en momentos en que los inversores se dan cuenta de que los peores escenarios que proyectaban para Grecia eran probablemente excesivos.

"Ya entrado el próximo año, hay una gran posibilidad de que veamos un ajuste en los diferenciales griegos mientras llegan fondos frescos", apuntó.

De todas formas, el experto señaló que las medidas de austeridad anunciadas este mes por el primer ministro griego, George Papandreou, no bastan para despejar completamente las preocupaciones del mercado.

"El país se está apegando a un presupuesto que los mercados no encuentran completamente creíble", dijo Knight.

Grecia se apresta a convertirse en el país más endeudado de la zona euro el próximo año, con una deuda estatal prevista equivalente al 121 por ciento del PIB. El déficit fiscal subió al 12,7 por ciento del PIB en 2009 y el Gobierno aspira a reducirlo al 8,7 por ciento en 2010.

Los mercados temen que los bancos griegos pierdan acceso a los fondos del Banco Central Europeo a final del próximo año si Moody's rebaja de nuevo a Grecia.

El BCE planea endurecer las condiciones de colaterales a finales de 2010, por lo que si las calificaciones de las tres mayores agencias no son mayores que "BBB+", los bancos podrían perder el derecho a canjear deuda gubernamental griega por efectivo en operaciones de refinanciación del banco central.

Funcionarios griegos dijeron el martes que la rebaja de Moody's era una señal inicial de que Grecia, que pretende volver al mercado internacional de bonos en enero, está comenzando a recuperar la confianza de los inversionistas.