Público
Público

Moody's contradice a S&P y mantiene la triple A a Francia

La agencia de calificación considera que la calidad de la deuda gala otorga una perspectiva estable

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al contrario que su rival S&P, la agencia de calificación Moody's ha confirmado este lunes la máxima calificación de la deuda soberana de Francia con una perspectiva estable (Aaa), pero 'bajo vigilancia'.

'Como se indicó en Octubre de 2011, Moody's otorga una perspectiva estable a la calificación Aaa de Francia', indica la agencia en un informe dedicado al país en el que especifica que un empeoramiento del contexto económico en el conjunto de Europa podría tener implicaciones negativas para la nota francesa. Moody's especula con la posibilidad de que Francia tenga que acudir al rescate de otros socios europeos o de sus entidades bancarias.

Tras la puesta en marcha de dos planes de rigor por parte del Gobierno francés, en agosto y en noviembre pasados, el margen de maniobra del Ejecutivo para afrontar las posibles turbulencias económicas se ha reducido de forma significativa, señaló Moody's.

París cuenta con menos recursos que los que tenía cuando en 2008 eclosionó la primera crisis financiera y en la actual coyuntura el Gobierno se ve obligado a consolidar sus finanzas en un momento crítico para el crecimiento económico, indicó. Además, la agencia advirtió que las perspectivas de crecimiento económico, internas y externas, ponen en peligro la consecución de los objetivos presupuestarios publicados por el Gobierno.

La agencia tiene previsto emitir una nueva evaluación de la nota francesa, al igual que del resto de los países de la Unión Europea (UE), a lo largo del primer trimestre del año.

Fitch, la tercera agencia de calificación, mantiene su compromiso de no tocar la triple A este año al país galo. Sí ha variado, sin embargo, la calificación de deuda de Rusia en divisa nacional y extranjera al nivel BBB, aunque rebajó el pronóstico de 'positivo' a 'estable'.

El viernes pasado, a última hora, S&P bajó un escalón la deuda francesa. Más allá de las consecuencias que la decisión puede tener para cada país, la pérdida de la triple A de Francia, sobre todo, pone en jaque la financiación del fondo de rescate europeo. Francia es uno los países que más contribuye, junto a Alemania, a ese mecanismo de ayuda; con la rebaja de rating se reducen también las garantías y, por lo tanto, los inversores exigirán tipos de interés más alto para prestarle dinero.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, comparecerá esta tarde por primera vez tras el mazazo a la deuda soberana de la Eurozona por parte de la agencia de calificación anglosajona Standard & Poor's (S&P).