Público
Público

Moody's y EEUU dan la puntilla al peor mes del año en la Bolsa española

La agencia amenaza con bajar el rating a España, sus CCAA y sus bancos // El Ibex 35 pierde un 7% en julio  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si algo puede ir peor, irá peor, según dice la ley del agorero Murphy. Y el último día bursátil del mes de julio confirmó esta regla en todo su esplendor.

La agencia de calificación de créditos Moody's y la información procedente de EEUU se aliaron maliciosamente para sentenciar un mes pésimo en Bolsa. El Ibex 35 español cerró con una caída mensual superior al 7%, el peor mes desde noviembre de 2010 cuando se produjo el rescate a Irlanda. En Europa, sólo las bolsas de Italia y Francia tuvieron en julio un comportamiento peor.

La prima de riesgo de España termina el mes en zona de máximos históricos

El diferencial del bono español a diez años frente al alemán cerró en 354 puntos básicos, su segundo punto más álgido en la era del euro, después de los 366 puntos básicos que llegó a superar el pasado 18 de julio. Ni el comienzo de la reestructuración del sistema financiero español ni el segundo plan de rescate a Grecia han traído la calma esperada a los mercados. Junto a España, Italia ha sido el país más castigado en el último mes. El interés de su deuda pública ya está casi al mismo nivel que la española.

El día no esquivó esa tendencia negativa, que se cebó especialmente con el mercado de deuda pública español debido al enésimo ataque de las agencias de calificación a la periferia de Europa. En este caso, Moody's rebajó el rating a seis comunidades autónomas (Castilla- La Mancha, Murcia, Valencia, Catalunya, Andalucía y Castilla y León), puso en perspectiva negativa a otras cinco, a la deuda pública del Estado y a las de los principales bancos del país: Santander, BBVA y CaixaBank.

El Gobierno trató de restar importancia a la amenaza y tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como el secretario de Economía, José Manuel Campa, aseguraron que confían en que las reformas que está aplicando el Gobierno sirvan para que la agencia no cumpla con su amenaza.

La economía de EEUU no crece con tanta euforia como se creía

Aunque fueron otras palabras de Zapatero las que tomaron en cuenta los mercados. La noticia del adelanto electoral sirvió para amortiguar las fuertes caídas del Ibex 35, que finalmente terminó la sesión como el mejor índice de Europa con un retroceso del 0,27%. Pero, en contra de lo que muchos analistas auguraban, esta noticia no va a calmar al mercado español por mucho tiempo. 'El adelanto de elecciones ha influido positivamente en la sesión en el Ibex, pero nada en absoluto en otros mercados. Este asunto, muy relevante desde el punto de vista político, tendrá un efecto efímero en los mercados, entre otras cosas porque parecía ya descontado', asegura José Cárpatos, director de Serenity Markets.

De cara a los próximos meses, este experto ve un panorama complicado para España. 'No va a ser fácil salir del círculo vicioso en el que estamos atrapados', advierte.

Tampoco parece nada fácil capear la tormenta que arrecia desde EEUU. Cuando sólo quedan tres días de plazo oficial para aprobar el incremento del techo de gasto y evitar un impago de la deuda del país, la indecisión política exacerbó aún más a los inversores. Cada vez hay más dudas de que la decisión que se adopte en el último momento vaya a convencer a los mercados. Y la posibilidad de que alguna agencia de calificación baje el rating a EEUU cada vez gana más adeptos.

Por su parte, Obama intentó calmar a los mercados con un duro discurso contra los políticos de Washington y tuvo un éxito relativo, contuvo ligeramente las caídas en Wall Street, teniendo en cuenta el duro golpe asestado por los datos macroeconómicos publicados.

No sólo se conoció que la economía estadounidense creció en el último trimestre menos de lo esperado, un 1,3%, sino que también se ha revisado a la baja el crecimiento del primer trimestre. Ahora los datos muestran que en los primeros meses de 2011, el PIB creció un 0,4%, y no el 1,9% que se había publicado en un primer momento. 'Esto significa que EEUU ha estado coqueteando con la recesión durante la primera mitad del año, y que no ha sido hasta el segundo trimestre de 2011 cuando se han recuperado los niveles del PIB anteriores a la crisis', advierte Javier Flores, director de Inversiones de Dracon Partners.