Público
Público

Morales apela a la unidad nacional para hacer frente a los efectos de "La Niña"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Bolivia, Evo Morales, insistió hoy en reclamar unidad nacional para afrontar el fenómeno climático de "La Niña" y pidió a sus opositores que dejen de hacer política para atender a los afectados por las inundaciones.

"Dejemos de hacer política. Trabajemos por la vida de nuestros damnificados y así podremos resolver los problemas que tenemos en el país", dijo Morales en un discurso pronunciado en una comunidad campesina, dirigido a los gobernadores, alcaldes y dirigentes cívicos.

Las inundaciones han causado hasta ahora 52 muertes, mientras que cuatro personas se encuentran desaparecidas y 56.634 familias quedaron damnificadas, según datos suministrados hoy a Efe por la Defensa Civil.

Dirigentes opositores dijeron a Morales que, antes de llegar a tregua con su Gobierno, debe suspender la campaña de difusión de su proyecto de nueva Constitución, paralizar el recorte de los presupuestos regionales y no impedir los procesos autonomistas de cuatro regiones bolivianas.

La insistencia de Morales en detener el enfrentamiento político se produce un día antes del plazo dado hace una semana por los gobernadores y dirigentes cívicos opositores de seis de los nueve departamentos para que el Ejecutivo acepte sus demandas.

El mandatario también convocó a la solidaridad con alimentos para la población amazónica del Beni, una de las más afectadas y donde hasta el momento hay casi 13.000 familias damnificadas, según un último reporte difundido por la Defensa Civil.

Morales formuló los llamados durante un discurso que pronunció en la comunidad Hampaturi, en las afueras de La Paz, donde se inauguró una obra para reponer casi totalmente el servicio de agua a esta ciudad que sufrió racionamientos desde hace doce días.

Durante ese tiempo, unos 25 barrios paceños, donde viven 300.000 personas, sufrieron el racionamiento del agua, después de que las lluvias destruyeran una tubería central de abastecimiento.

La población de Hampaturi, de unos 3.000 habitantes, llegó a un acuerdo con el Ejecutivo para permitir que se hagan las obras de reposición del servicio, después de una inicial resistencia a los trabajos porque no conseguían nada a cambio.