Público
Público

Moratinos acusa a Rajoy de hacer "mucho ruido y pocas nueces"

El ministro de Asuntos Exteriores acusa de deslealtad Partido Popular por sus críticas a la visita a Gibraltar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, acusó hoy al líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, de 'desleal' por iniciar una campaña contra su visita a la colonia británica y hacer, a su vez, 'mucho ruido y pocas nueces'.

Moratinos, en declaraciones a la cadena Ser recogidas por Servimedia, acusó al PP de 'deslealtad', y en especial a Mariano Rajoy, aunque salvó de las críticas al presidente fundador de los populares, Manuel Fraga, así como 'al diputado y al senador' que estuvieron presente en la reunión parlamentaria en la que Moratinos expuso su agenda para Gibraltar, porque éstos no han criticado la 'visita de valor histórico'.

En esa reunión en el Congreso, agregó, 'todo el mundo asintió y no hubo ningún tipo de rechazo', por lo que manifestó que no entiende 'toda la campaña' de protesta del PP, y las palabras de Rajoy, en las que tildó de 'foto de la vergüenza' la que se hizo Moratinos con su homólogo de Reino Unido, David Miliband, y el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana.

En esa imagen, dijo, se refleja 'diálogo y cooperación entre las tres partes', si bien 'hay otras fotos de mucha más vergüenza', apostilló. Aludiendo a las críticas de los populares, Moratinos afirmó que el PP ha querido 'hacer mucho ruido y pocas nueces' y 'tenía intereses' en otros asuntos.

Además, insistió en que el Ejecutivo 'no ha cedido ni un milímetro' mientras que el PP cuando gobernaba apostó por 'la cosoberanía'. 'Cuando se habla de dignidad nacional, trescientos años de dignidad nacional, será de derrota política-diplomática' de ahí que 'todo el mundo entiende que hay que cambiar la política, el enfoque, para cambiar ese objetivo', manifestó el ministro para resaltar su gestión.

'Lo importante', reiteró, 'es que no se ha cedido ni un milímetro' en la soberanía de Gibraltar, sino que se ha avanzado 'muchísimos kilómetros' en diálogo y cooperación que se traduce, a su juicio, en permitir ser 'mucho más rápidos y avanzar rápidamente en la negociación definitiva'.

'Ahora' se puede mirar, auguró, 'con más esperanza y con más futuro una solución definitiva al problema de Gibraltar que durante 305 años no se movió ni un ápice, y que empezamos ahora a romper esa roca de incompresión entre Reino Unido, los gibraltareños y los españoles'.

Antes de partir hacia Venezuela en viaje oficial, acompañado de una nutrida delegación empresarial, el ministro avanzó que el próximo martes se verá con el presidente Hugo Chávez.

El objetivo principal del viaje es que España, que es el segundo inversor detrás de EEUU en Iberoamérica, tiene 'intereses económicos y financieros' en Venezuela que se deben mantener en época de crisis. Es responsabilidad del Gobierno, subrayó, 'acompañarlos (a los empresarios) y facilitarles el desarrollo de sus intereses comerciales'.

La seguridad para estas inversiones, dijo el ministro, pasa por 'el mejor nivel de relaciones políticas y diplomáticas con Venezuela'.

Por otra parte, preguntado por la situación en Honduras, el titular de Exteriores español respaldó al presidente constitucional Manuel Zelaya y a la mediación que está realizando el jefe de Costa Rica, Oscar Arias.

En este sentido, indicó que mantiene 'decenas' de contactos con los cancilleres de otros países, de manera que España está 'muy involucrada en intentar ayudar' a que se resuelva el conflicto que pasa 'por un retorno del presidente constitucional'. 'No se puede aceptar en el siglo XXI un golpe militar' pero que hay que actuar desde 'la negociación, reconciliación y el enfoque de la comunidad internacional'.

Por último, el ministro español destacó que los 10 años de reinado de Mohamed VI en Marruecos se han dado 'más luces que sombras' y se ha manifestado una 'voluntad de desarrollo' que, entre otros aspectos, se manifiesta en 'un cambio en muchas de las políticas sociales'.