Público
Público

Moratinos admite que Afganistán necesita más efectivos, pero que no serán españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha admitido que quizá sea necesario hacer "un nuevo esfuerzo militar" en Afganistán, pero ha asegurado que España no contribuirá al mismo porque ya "ha pagado un precio alto en vidas humanas".

Moratinos, que ha participado hoy en la 54 Asamblea Parlamentaria de la OTAN en Valencia, donde ha pronunciado una conferencia sobre la seguridad en el norte de África, ha asegurado que España "mantendrá inalterado su firme compromiso con Afganistán en todas sus facetas", incluyendo la participación militar.

Pero, a preguntas de uno de los participantes en el encuentro, ha reiterado que el Gobierno "no contempla aumentar su contingente militar en Afganistán, y lo decimos sin ningún tipo de complejo ni de sensación de no contribuir de forma significativa y sustancia al futuro de Afganistán".

El ministro, quien ha afirmado que sobre este tema se ha creado un "falso debate", ha declarado: "es necesario que haya fuerzas armadas, es necesario quizás hacer un nuevo esfuerzo militar, pero en la alianza somos un número importante de países, cada uno puede contribuir de una manera seria y creo que nuestro país ha pagado ya un precio alto en vidas humanas".

Asimismo, ha defendido la contribución en española a la reconstrucción del país asiático con 200 soldados desplazados a la zona, una contribución económica "elevada", con medidas como los 1,5 millones de euros que el Consejo de Ministros aprobó destinar para la organización y el desarrollo de las elecciones en Afganistán.

"Para el éxito de nuestra misión en Afganistán no basta con la lógica militar o el progresivo esfuerzo de la Alianza, sino que debemos mantener un enfoque global, que incluya la dimensión de la cooperación, y optimizar las sinergias de los actores internacionales", ha declarado.

Se ha mostrado convencido de que los avances "son posibles si se progresa paralelamente en los ámbitos de seguridad, desarrollo y buen gobierno, y sobre todo, si los propios afganos y sus instituciones asumen el protagonismo y la responsabilidad en todo el proceso".

En este contexto, ha defendido que el "nuevo objetivo esencial que debe plantearse como prioritario es la organización y el desarrollo eficaz y positivo de las elecciones de 2009" y ha señalado que es un reto que la OTAN y la comunidad internacional "tienen que ganar".