Público
Público

Moratinos afirma que no se han hecho concesiones a Marruecos

El ministro de exteriores asegura que "España no tiene nada de lo que arrepentirse" en el caso Haidar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, afirmó hoy que el Gobierno no ha hecho concesiones a Marruecos para resolver el caso de la activista saharaui Aminatu Haidar, ni tiene que arrepentirse de nada en este episodio.

'No hemos hecho concesiones', dijo Moratinos en una conferencia de prensa en Bruselas en la que señaló que la solución radicó en que 'las autoridades marroquíes al final han entendido que lo lógico era permitir el regreso de la señora Haidar a El Aaiún', lo que se produjo la pasada noche.

Moratinos recalcó que el retorno de Haidar, tras 32 días en huelga de hambre, se ha conseguido 'con las máximas garantías', por lo que manifestó la satisfacción del Gobierno por el resultado de las 'amplias negociaciones' mantenidas con Rabat.

El regreso de Haidar a El Aaiún 'era su deseo' durante toda su protesta, señaló el ministro, quien hoy presentó en el Consejo de la UE las principales líneas de la presidencia española comunitaria del primer semestre de 2010.

Aseguró que el Gobierno español 'no tiene que arrepentirse de nada' de lo ocurrido en este episodio, 'porque nosotros no formamos parte de la crisis, o de la llegada de la señora Haidar' a territorio español tras serle denegado el ingreso en suelo marroquí.

También dijo que la policía española actuó 'conforme a la legalidad' en la entrada de Haidar a suelo español, pero resaltó que 'lo importante en estos momentos' es haber logrado una solución al problema tras 'haber tenido una situación difícil'.

Moratinos recordó que la propia Aminatu Haidar 'expresó su agradecimiento y su satisfacción' por las gestiones del Gobierno español y su resultado.

Subrayó además la importancia de los contactos mantenidos con Estados Unidos y Francia para la resolución de esta cuestión, con los que 'se ha trabajado de forma positiva'.

Moratinos rechazó las posibles críticas por haber trabajado con Washington y París, y en cambio consideró que se trata de un ejemplo de cómo 'los tres grandes países que tienen intereses y capacidad trabajan de forma coordinada'.

'Creo que es un ejemplo de cómo hay que llevar las negociaciones para un asunto complejo y difícil, pero que ha tenido una solución satisfactoria', afirmó.

Moratinos no quiso formular comentarios sobre la reciente propuesta marroquí de ofrecer autonomía al Sahara para solucionar el conflicto de ese territorio.

'Las partes son las que tienen que negociar' dentro del marco de Naciones Unidas, indicó.

Recordó que España defiende una 'solución justa, política, definitiva y mutuamente aceptable que permita el ejercicio de la libre autodeterminación del pueblo saharaui'.

El ministro de Exteriores destacó que la relación con Marruecos es una de las prioridades españolas en el área de política exterior durante la presidencia comunitaria.

En este sentido, la presidencia española ha programado la primera cumbre de la UE con Marruecos -un país que ya disfruta de un estatuto de asociación avanzada con Bruselas- a fin de 'anclar aún más' las relaciones con ese país y con el conjunto del Magreb.

La presidencia española propuso está reunión y la idea fue 'aceptada por los demás miembros de la Unión', detalló el titular español de Exteriores.

La cumbre está prevista en principio para la primavera próxima en Granada, aunque las fechas no están cerradas, explicó Moratinos.